Tiburón

Tiburón es esa clase de película que hay que ver y rever siempre, y enseñar a los más chicos. La primera mitad es un thriller de suspenso con monstruo, modelada como una obra de Hitchcock y con elementos políticos detrás (casi se emparenta con Un enemigo del pueblo, de Ibsen). La segunda es la purísima aventura a lo Moby Dick de tres tipos, un barco y un tiburón gigante en pelea sin cuartel. Incluso con efectos especiales que funcionaban más mal que bien, el poder de Spielberg para montar y usar la cámara hace que hoy sea tan efectiva y vibrante como en el momento de su estreno. Adrenalina pura sin fecha de vencimiento.

La lista de Schindler

El Holocausto es uno de esos temas que han sido abordados de mil modos mil veces en el cine. Pero la versión de Spielberg tiene un plus no solo en el modo de narrar el horror cotidiano que implicaban los campos de exterminio, sino también cómo el personaje central (ese Schindler de Liam Neeson que es una clase magistral de actuación para y en el cine) comprende la monstruosidad de lo que lo rodea. Es lo mismo que le pasó a la Humanidad cuando tuvo que enfrentarse con la industrialización de la muerte. Y más allá de la tragedia, es un gran acierto que incluya momentos de pura aventura y suspenso.

Rescatando al soldado Ryan

Si Schindler es qué pasó en la Alemania Nazi, Rescatando... es la declaración de por qué los estadounidenses debían ir a liberar Europa. Más allá de la secuencia del desembarco en Normandía (cuyo impacto sensorial es enorme, y a pesar del caos Spielberg no deja nunca que se pierda el hilo de lo que pasa), el filme presenta momentos de dilemas éticos absolutamente monumentales (por ejemplo, fusilar o no a un soldado desarmado que se rinde). Más compleja de lo que parece, con un Tom Hanks fuera de serie.

Always

Always es una película extraña por varios motivos. El primero, que Spielberg no hizo remakes salvo esta, que es la segunda versión de un clásico de William Wyler de la década de los cuarenta (de paso, es la película que se ve en una secuencia de Poltergeist, ese filme "de terror" que Spielberg básicamente codirigió). En segundo lugar, si bien hay aventuras, es básicamente una comedia romántica con muchísima melancolía sobre la muerte, la pérdida y la reconstrucción. Y tercero, porque es quizás, de todas las películas del director, la más "actoral". Bellísima.

Más notas de

Leonardo Desposito

Películas de superhéroes para quienes odian a los superhéroes

Capitán América, un homenaje a los años 40

La televisión tradicional ya no tiene nuevos espectadores

Canales FAST, la respuesta de la TV a Internet

Cuatro animés para entender el animé en Netflix

Belle, de Cannes a Netflix

Ciencia ficción más allá de la pura fantasía en Paramount+

La llegada, ciencia ficción sin fantasía

Cuatro filmes esenciales de Steven Spielberg en Netflix

Tiburón, todavía efectiva obra maestra

El mejor cine de los ochenta para ver continuado en Star+

Aliens, el regreso, una obra maestra (sí, señor) de los ochenta

Adiós a Jean-Luc Godard, último sobreviviente de la Nouvelle Vague

Godard a fines de los 50: el hombre y la cámara

Cuatro comedias negras para disfrutar en HBO Max

Este es el fin, cima de la comedia negra

Lo mejor y lo peor del cine fantástico, gratis en Archive.Org

Carnival of Souls, un filme de enorme influencia en el cine

Se extingue el espectador de TV: hábitos de los nuevos espectadores

Jugar y usar redes sociales: pasatiempos favoritos de los más jóvenes