El atlas de las nubes

A Cloud Atlas, de las hermanas Wachowski, no le fue bien. El libro era complejo: varias historias una dentro de la otra en forma de capas de cebolla, que las Wachowski y Tom Tykwer adaptaron con un conjunto de actores que representan varios papeles. Actores estrella: Tom Hanks, Halle Berry, Hugh Grant, en ocasiones cambiando de sexo, de edad, incluso a contamano de sus trabajos habituales. Pero el resultado es fascinante y original, siempre bello y siempre interesante. Un recorrido que va del drama de época a la ciencia ficción y en el que -milagro- uno nunca se pierde. De esas películas que uno celebr descubrir.

 

Atrapen al gringo

 

Un ladrón es traicionado y termina en una cárcel/pueblo en México. Sobrevive, se hace amigo de un nene y de su mamá, tiene que impedir cierto transplante de riñón, vengarse de los que lo traicionaron y conseguir el botín que le quitaron. Hay muchas vueltas más, pero se trata de un policial negro perfecto y original, alejado de cualquier adocenamiento políticamente correcto, que vuelve a demostrar lo loco que está Mel Gibson. Pero lo que más importa es que la película es buenísima, y que hace un retrato social sin inyectarnos una "solución" ad hoc.

 

Bagdad Café

 

Un éxito notable de los primeros años noventa del alemán Percy Adlon, hasta entonces una especie de "contraseña" entre entendidos. Hasta que esa señora bávara quedó varada en un café en el medio del desierto estadounidense y se hizo amiga de la dueña y tuvo un romance con un pintor interpretado por Jack Palance. El filme, absolutamente original, es una historia de amistad entre personas al margen no de "el sistema", sino de cualquier cosa llamada "sistema", que terminan creando un paraíso propio y universal. Felicidad pura.

 

Los locos Addams 2

 

Mucho mejor y más libre que la primera película sobre los personajes, y quizás la única vez que el cine les hizo justicia, especialmente por el trabajo lúdico de todos los actores (lo de Christopher Lloyd y Joan Cusak, especialmente). Incluye una de las secuencias más anárquicas y políticamente incorrectas (o que se adelanta a la crítica sobre la corrección política) nunca realizadas: la versión Merlina Addams del Día de acción de gracias (notable trabajo infantil de Christina Ricci). A descubrir ya mismo.

Más notas de

Leonardo Desposito

PornHub, el arte erótico y la furia de los grandes museos

El nacimiento de Venus, de Sandro Botticelli

Vampiros, títeres y Leo García para pasar un gran fin de semana

La danza de los vampiros, de Roman Polanski

Abbas Kiarostami: poesía para terminar con las polémicas

El viento nos llevará, joya de Kiarostami

Netflix: menos crecimiento y lanzamiento de videogames

Netflix va por los videojuegos

Cuatro películas de Prime Video que merecen redescubrirse

Tom Hanks y Halle Berry en El atlas de las nubes

Black Widow y los cines: de la euforia a la decepción

Scarlett Johansson en Black Widow

Salgamos de casa: ciclos de cine, teatro y música

LIgia Piro, en el Picadero

Black Widow: qué hay detrás de los números de un éxito

Marvel cumple, Black Widow dignifica

Cuatro Hitchcock poco recordados en HBO Max

Alfred Hitchcock: genio para seguir descubriendo siempre

Universal se retira de HBO Max: más tensión en el SVOD

Minions, una de las marcas fuertes de Universal, a Peacock