Gravedad

Gravedad, de Alfonso Cuarón, es una genialidad muy original. Hay una mujer (extraordinaria Sandra Bullock) perdida en el espacio, en órbita alrededor de la Tierra, en peligro de muerte inminente, que intenta volver al planeta. Hay una serie de causas y efectos, de movimientos físicos, de problemas y riesgos sin pausa, orquestados de un modo nunca visto -y totalmente coherente- en el cine. Es decir, Gravedad es algo completamente nuevo, una aventura que se acerca, por su ejecución, a lo puramente abstracto y musical. Una angustia sumamente disfrutable, además, una aventura "como las de antes". El sábado a las 22 por I-Sat.

Las locuras del emperador

La historia de esta película es la de un filme que los productores vieron y pensaron que iba a ser un fracaso, se la dieron a un par de directores con poca experiencia y les dijeron que hicieran lo que quisieran. Y en vez de hacer "una de Disney", hicieron una especie de homenaje desquiciado a los Looney Tunes que se convirtió en un éxito gigante y una de las mejores comedias de las últimas tres décadas. Hay un caprichoso emperador inca que se transforma en llama y un pobre campesino obligado a ayudarlo, y mucha, mucha comicidad desaforada con grandes momentos. El viernes a las 21, por Disney XD.

Serpientes a bordo

El artesano David R. Ellis nunca falló con sus películas. Doble de profesión, director por vocación, tiene al menos tres grandes obras: Celular, Destino Final 2 y esta genialidad donde un agente del FBI (Samuel Jackson en su mejor momento) debe trasladar a un testigo contra la mafia. Pero la mafia dejó en la bodega del avión un baúl lleno de víboras, culebras y ofidios varios que empiezan a atacar a todo el mundo. Se entabla una guerra en el avión y todo se vuelve increíble. Y preciso: el humor absurdo se integra a la aventura desaforada. Jueves a las 22, Cinemax.

Colateral

Gran película de Michael Mann en la que un pobre taxista (Jamie Foxxx) tiene la mala suerte de subir a su auto a un sicario con varios encargos durante una noche (Tom Cruise en estado de gracia), generando una seguidilla de desastres que llevan a un suspenso constante. La relación entre los dos personajes está construida con lo justo, sin una palabra o gesto de más o de menos. Y la idea de un personaje que se "mete" en una trama que no le corresponde es una lección bien aprendida del mejor Hitchcock. Una película extraordinaria en todo sentido. Mañana, 22, FXM.

Más notas de

Leonardo Desposito

Épica en Netflix para subirle la temperatura al invierno

Princesa Mononoke, épica animada según Miyazaki

Netflix y Steven Spielberg se asocian para producir contenidos

Steven Spielberg, nuevo socio de Netflix

Cine ruso, teatro on line y pop para pelearle al frío desde casa

Juanes muestra sus Orígenes

Erotismo soft español entre los setenta y los ochenta

Las alumnas de Madame Olga: sexo y poder en los años setenta

Netflix lanza su propia tienda on line de merchandising

La tienda de Netflix, una estrategia de fidelización

Musical clásico en Qubit.TV: el cine de la felicidad completa

Cyd Charisse y Fred Astaire en Brindis al amor

Rápidos y Furiosos recupera la taquilla internacional

Rápidos y Furiosos 9, éxito global post pandemia

Amazon Prime: 4 películas que merecen mejor suerte

Donnie Darko, genialidad nunca estrenada en la Argentina

Una película logra 100 millones de dólares en escenario post pandemia

Un lugar en silencio II, primer gran éxito post pandemia

Videojuegos XXX en los albores de la era digital

Sex Olympics: aquellos juegos eróticos de los 80