Una mujer se enamora de un hombre que la lleva a vivir a una extraordinaria mansión. Pero allí pervive aún el recuerdo de la ex mujer del hombre, una tal Rebecca, que ha muerto misteriosamente. Lo que Alfred Hitchcock hace con este melodrama romántico es genial: por un lado, trabaja cada elemento (la mansión, el caballero, la tétrica ama de llaves) como si se tratara de elementos de un cuento de hadas. Por el otro, con el espíritu sardónico que caracteriza a toda su obra, se ríe del romanticismo a ultranza que intenta imprimirle al filme el productor David Selznick (las chispas entre los dos han dado pasto para varios libros). En el fondo, Rebecca es una fantasía necrofílica a la manera de Vértigo, pero desde el punto de vista de una mujer que "ingresa" a una ficción ajena. Una mujer -Joan Fontaine, extraordinaria- de la que nunca sabemos el nombre. Solo está Rebecca, la muerta. De lo mejor de uno de los mejores. Para ver en Qubit.TV

Más notas de

Leonardo Desposito

El deslumbrante debut como director de Ben Affleck

El deslumbrante debut como director de Ben Affleck

Netflix se lanza a producir El Eternauta con talento argentino y para audiencias globales

El Eternauta, clásico absoluto del cómic argentino, será serie para Netflix

Cuando el porno también fue gran cine

Cuando el porno también fue gran cine

Confirman que Netflix hará una serie de El Eternauta con producción argentina

Cómo será la serie de Netflix sobre El Eternauta

Las televisoras de EE.UU. encargan menos ficciones para 2020

Walker Texas Ranger tendrá nueva versión

Loops ajenos y creación propia: la música pop en la era de la colaboración múltiple y digital

Justin Bieber, un pionero en el uso de las plataformas para componer hits

Sonic dio la sorpresa y bajó a El robo del siglo en la taquilla nacional

Sonic, una sorpresa para el primer puesto de la taquilla

Netflix "abre" su plataforma para captar suscriptores

A todos los chicos... un éxito para adolescentes

Para que todos conozcan el mejor cine de Corea del Sur

Burning, melodrama de Lee Chang Dong

La prueba de que la secuela puede superar al original

La prueba de que la secuela puede superar al original