Una mujer se enamora de un hombre que la lleva a vivir a una extraordinaria mansión. Pero allí pervive aún el recuerdo de la ex mujer del hombre, una tal Rebecca, que ha muerto misteriosamente. Lo que Alfred Hitchcock hace con este melodrama romántico es genial: por un lado, trabaja cada elemento (la mansión, el caballero, la tétrica ama de llaves) como si se tratara de elementos de un cuento de hadas. Por el otro, con el espíritu sardónico que caracteriza a toda su obra, se ríe del romanticismo a ultranza que intenta imprimirle al filme el productor David Selznick (las chispas entre los dos han dado pasto para varios libros). En el fondo, Rebecca es una fantasía necrofílica a la manera de Vértigo, pero desde el punto de vista de una mujer que "ingresa" a una ficción ajena. Una mujer -Joan Fontaine, extraordinaria- de la que nunca sabemos el nombre. Solo está Rebecca, la muerta. De lo mejor de uno de los mejores. Para ver en Qubit.TV

Más notas de

Leonardo Desposito

Películas para disfrutar del Fin del Mundo

Películas para disfrutar del Fin del Mundo

Cine, teatro, música y baile para disfrutar en casa

Cine, teatro, música y baile para disfrutar en casa

Disney aplaza sus "tanques" hasta 2021

Disney aplaza sus grandes tanques hasta 2021 y pone en crisis a los cines

Los cazadores de la mirada ajena

Los cazadores de la mirada ajena

Diversidad en la pantalla: un gran negocio para Hollywood

Diversidad en la pantalla: un gran negocio para Hollywood

Malas noticias para Hollywood en la taquilla americana

Malas noticias para Hollywood en la taquilla americana

Los Emmy 2020 y el ocaso de la televisión tradicional

Los Emmy 2020 y el ocaso de la televisión tradicional

Cuatro noches de película

Cuatro noches de película

Cine latinoamericano, teatro y buena música

Due Date

Amores contrariados en Netflix y el arte del Bosco en Mubi

Amores contrariados en Netflix y el arte del Bosco en Mubi