Desde el 29, los abonados a HBO y los nuevos suscriptores tienen a disposición el SVOD de Warner, HBO Max, el último "grande" que faltaba en la región. Hay muchísimo para ver, especialmente todo el contenido de HBO (lo que implica series que van desde Los Soprano a Game of Thrones y las novedades), y de Warner en general (sí, ahora tienen todo Friends, incluso la "reunión" reciente). Pero más allá del contenido publicitado, que todos más o menos conocen, la parte "cine" tiene reservada una serie de sorpresas (clásicos, inéditos, etcétera) que justifican acercarse a la app. 

Antes que nada, hay muchos Looney Tunes (en la pestaña Warner) clásicos. Dato importante: puede vérselos sin censura y con subtítulos, lo que implica disfrutar del genial trabajo de voces que hizo el comediante Mel Blanc con la mayoría de los personajes. Y no: no estaban pensados para chicos. 

Diez películas Diez

42

Dirigida por Brian Helgeland (Corazón de caballero), es la historia de Jackie Robinson, el primer jugador de base-ball negro en ser contratado por un equipo grande. Protagonizada por Chadwick Boseman y Harrison Ford, nunca estrenada en la Argentina, es no solo un alegato anti racista sino también una verdadera historia de vocación por el deporte.

Absolute Beginners

Creada por Julien Temple, es un clásico que aquí no se estrenó. Situado en la Londres de finales de los cincuenta, con coprotagónico de David Bowie (canta, claro, "Absolute Beginners"), juega con la discriminación, el periodismo, el auge del rock y del pop en una película clave en la filmografía de Julien Temple, el hombre que hizo La gran estafa del rock'n'roll, el clásico documental de los Sex Pistols. 

Capturing the Friedmans

Dirigida por Andrew Jarecki, es un documental clásico sobre una familia a la que acusan de pedofilia basándose en evidencia circunstancial, lo que lleva a un drama donde aparecen secretos muy tristes. A veces cruel, a veces sarcástica, la película es un ejemplo de cómo un documental puede transformarse en algo más que el simple relato de los hechos. De paso, una buena acusación sobre los medios de comunicación y sobre la doble moral de ciertos estadounidenses.

Con M de Muerte

Es de las películas menos conocidas de Alfred Hitchcock. Originalmente la realizó en 3D, y casi no sale de un ambiente. Está basada en una obra teatral donde un hombre (Ray Milland) manda asesinar a su esposa (Grace Kelly) pero termina dando vueltas las cosas de un modo bastante perturbador. Tiene una de las mejores escenas de muerte de toda la filmografía del realizador.

Freaks

Dirigida por Tod Browning, es quizás una de las más grandes obras maestras "malditas" del cine. Rodada en los años 30 en un circo, con fenómenos reales (enanos, hombres-torso, liliputienses, microcéfalos, mujeres barbudas), narra un melodrama cruel donde un enano es engañado por una écuyere que desea robarle su dinero. Ni una gota de lástima en este filme que tuvo muchas censuras. Los minutos finales son de lo más tenebroso jamás filmado.

Fuerte Apache

Esta sí es clásica, y conocida, y el primer papel "adulto" de Shirley Temple (conoció aquí a su futuro marido John Agar) donde hace de hija de Henry Fonda. Es la historia de Custer, aunque con otro nombre, y el filme que permite decir que John Ford nunca fue racista: todo lo que los indios hacen está empujado por la explotación de los blancos. Ver para entender.

Hedwig and the Angry Inch

John Cameron Mitchell creó esta película que fue vista como un filme "de culto" y resultó un fenómeno internacional. Un musical de rock sobre la vida de una estrella transexual, que tiene detrás un melodrama de gran potencia. Las canciones son buenísimas y todo parece un recital aunque es, también, otra cosa.

La hoguera de las vanidades

Rodada por Brian De Palma es una de las obras menos consideradas del creador de Scarface. Con un elenco monumental (Tom Hanks y Bruce Willis, más Melanie Griffith y una muy cómica Kim Catrall, más Morgan Freeman), adapta la novela de Tom Wolfe pero, al mismo tiempo, se burla de ella y de la gente "con buenas intenciones" que explota a los pobres. Sarcasmo tras sarcasmo en algo más que "puro Hollywood".

La segunda guerra civil

Esta película de Joe Dante es una producción original de HBO que no se vio en cines. Extraordinaria sátira política donde un gobernador del Sur de los EE.UU. está a punto de generar una nueva Secesión por un conflicto sobre inmigrantes. La genialidad la aportan James Coburn como asesor idiota y pedante y Phil Hartmann como un presidente imbécil. De lo mejor del creador de Gremlins.

La tiendita del horror

Dirigida por Frank Oz tiene dos versiones: una con final pesimista (la del director, que recomendamos solo por curiosidad) y la del productor, más optimista. Fue la película que hizo saltar a Hollywood a Howard Ashman y Alan Menken, creadores de esta sátira en ritmo Motown sobre diferencias de clases y plantas carnívoras, que luego hicieron (nada menos) La sirenita, La Bella y la Bestia y Aladdin, sin dejar la sátira de lado. Atención al dentista que interpreta Steve Martin.