El 25 de noviembre de 2020, hace exactamente un año, el mundo sufrió el fallecimiento de Diego Armando Maradona. La cicratiz de la partida del "Barrilete cósmico" sigue latente en sus fieles seguidores.

Si bien el final de su vida no fue en las mejores condiciones de salud, Maradona dejó cientos de historias y anécdotas que serán recordadas por siempre. Tal es así que, Guillermo Salmerón llevó adelante su sueño: ser el guionista de la serie del "10".

"Maradona: Sueño Bendito", es una serie que refleja brevemente los sucesos más importantes de la vida del ex jugador y gloria del Nápoli. La misma se estrenó el 29 de octubre en Amazon Prime Video y hoy, a un año del adiós de Diego, llega a su fin.

Sin embargo, quedó abierta la posibilidad de una segunda temporada.

"Maradona: Sueño Bendito", último capítulo

El décimo y último capítulo de la serie, llamado "Dios", será más que especial por los hechos trascendentales que se verán. "Maradona prepara junto a Guillermo su partido homenaje. Reanuda su amistad con Carlos Ferro Viera y vuelve a un hábito olvidado. La distancia entre él y Claudia creció y al parecer es irreconciliable", es el resumen que indica Amazon sobre lo que será el final de la serie. Además, aparecerá el momento de la la conquista albiceleste en el Mundial de México 1986.

En este caso, el intérprete del "10" será Juan Palomino. Anteriormente Nicolás Goldschmidt fue quien reflejó la etapa adolescente de Maradona, y sus pasos por Argentinos Juniors y Boca. Por su parte, Nicolás Casero interpretó al "10" en sus mejores etapas como futbolista (Barcelona, Nápoles y la Selección Argentina), como así también en la parte más negativa de su vida: su acercamiento a la droga.

Juan Palomino, en la piel de Maradona en su despedida como futbolista

Argentina vs. Inglaterra 1986

El Mundial de México 1986, en el que Argentina se consagró campeón del mundo, el seleccionado que dirigía Carlos Salvador Bilardo, con varias críticas en la previa, sacó adelante una fase de grupos compleja por tener que enfrentar rivales como Italia y Corea del Sur.

Un momento bisagra en la Copa del Mundo fue cuando Diego Maradona marcó dos goles inolvidables en el triunfo en semifinales, por 2 a 1, ante Inglaterra en el estadio Azteca.

El primero de ellos fue con su mano izquierda, hecho que quedó inmortalizado como "La mano de Dios". El segundo de los tantos fue el mejor gol en la historia de los mundiales, según narran algunas leyendas del ámbito, y también denominado como el "Gol del siglo". Maradona encaró a todo jugador inglés que se interpuso en su camino, hasta dejar atrás al arquero para darle una verdadera victoria a la Selección.

Tras conseguir el pase a la final, Argentina vencería a Alemania Federal por 3 a 2. Allí, la figura de Maradona se haría inmortal.