Durante los años cincuenta, a medida que Inglaterra intentaba recuperarse de la destrucción de la guerra, tuvo su auge el estudio cinematográfico Ealing, dedicado especialmente a la comedia. Las películas de esa productora contenían ironía, sátira social, humor negro y absurdo, pero todo en ese tono inconmovible y amable típicamente inglés. La máxima demostración del género es El quinteto de la muerte, la original de Alexander Mackendrick, donde un grupo de ladrones caricaturescos roban un banco y tienen simplemente que salvar un obstáculo: eliminar a la dulce viejecita que les alquila una habitación. Por cierto todo les sale cada vez peor. El elenco, donde brillan Alec Guiness, Peter Sellers y Herbert Lom, está a la altura de este cuento de hadas un poco cruel y un mucho genial donde la virtud recibe un impensado premio y la maldad, un cómico castigo. De paso, un cine que ya no se hace. En Qubit.TV.

Más notas de

Leonardo Desposito

Misión: Imposible vuelve a rodarse en septiembre

Misión: Imposible vuelve a filmarse

Telefe ganó mayo con la mayor diferencia sobre El 13 desde 2014

Telefe ganó mayo con la mayor diferencia sobre El 13 desde 2014

China cierra definitivamente el 40% de sus cines

Cines en China antes de la pandemia

Un muy buen ejemplo del "realismo socialista"

Un muy buen ejemplo del "realismo socialista"

La Segunda Guerra Mundial hecha cine

La Segunda Guerra Mundial hecha cine

Cine clásico, teatro on line y los Stones en casa para el fin de semana

El mejor espectáculo para disfrutar en casa

Cine: dos novedades en streaming

La tierra de los hábitos constantes

Avatar II vuelve a producción tras pausa por la pandemia

Avatar II

Jesús Franco, cineasta entre el oro y el barro

Jesús Franco, cineasta entre el barro y el oro

We Are One: El "festival de festivales" de cine, gratis y on line

Ricky Powell, the individualist