Este fin de semana Netflix estrenó su nueva película exclusiva "El diablo a todas horas", con Tom Holland como protagonista de una historia en la que la desgracia lo persigue en tiempos de entreguerra, en un lugar llamado Knockemstiff, que es la mejor definición de la frase "Pueblo chico, infierno grande". En ella, Robert Pattinson cumple un rol central al interpretar a un predicador que se desvió del camino divino. Pero su actuación también llegó al set con una sorpresa.

Es que, mientras todo el elenco trabajó con entrenadores de dialecto para modificar su forma de hablar y envió grabaciones de sus voces al director, Antonio Campos, Pattinson decidió manejarse por su lado. Tanto así que nadie supo cómo iba a sonar hasta el día en que grabaron la primera escena, según reveló Campos en una entrevista con Insider.

"El diablo a todas horas" (The devil all the time), de Netflix, es un thriller que relata la enmarañada red de desgracias, traumas y muerte que une a los pobladores de Knockemsitff, Ohio, entre los años 1945 and 1965, períodos marcados fuertemente por la Segunda Guerra Mundial y la Guerra de Vietnam. Está basada en la novela publicada en 2011 de Donald Ray Pollock, originario de ese mismo pueblo.

Sin que nadie se entere, Pattinson que pasó días preparando el acento en su habitación. Al final, resultó ser una voz aguda con un marcado acento sureño, que al director le encantó, ya que coincide con su identidad de predicador forastero.

Si bien el director sabía que Pattinson no iba a usar su verdadero acento británico, se negaba a practicar con un entrenador. "Fue imposible que Rob recibiera un entrenamiento de dialecto. Simplemente no quería hacerlo. Se mostró inflexible en resolverlo por su cuenta", contó Campos.

Pattinson, que encarnó al reverendo Preston Teagardin en el filme, tampoco quería contar de ningún avance al directo, y siempre repetía lo mismo cuando le pedían novedades. "Él decía, 'Voy a hacer esto y aquello, con un poco de esto'".

Sin embargo, el actor que ahora retomó la filmación de The Batman luego de contagiarse de coronavirus, tenía un trato preferencial en el set, y a Campos no le preocupaba demasiado saber cómo iba a sonar su voz. Confiaba en que lo iba a hacer bien, hasta que el momento de filmar la primera escena. "Esa fue la primera vez que escuché su voz y vi al personaje en persona", recordó el director.

¿Qué pasaba si a Campos no le gustaba el acento que tenía preparado Pattinson? "No me preocupo por esas cosas. No había forma en mi mente de que no viniera al set con algo malo. Puede que no lo hubiera cavado, pero no iba a ser malo. Preferiría que alguien viniera con algo extraño una elección que algo que no está pensado. Así que sabía que vendría con algo interesante", aseguró.

Tom Holland, conocido por interpretar a Spider Man en las últimas películas de Marvel, también trabajó duro para lograr su acento de Ohio. "En una película como esta, lo más importante es lograr el acento. Si no lo consigues, es mejor ni hacerla", consideró durante una entrevista con Netflix sobre su personaje Arvin Russell.

El predicador que interpreta Pattinson es sólo uno de los personajes de la película que está cruzado por la perversión, la corrupción y el pecado. Campos contó que cuando terminó un primer borrador del guión, recientemente se había hecho amigo de Pattinson, en 2017. Un día le dio el guión y le preguntó: "¿A quién quieres interpretar?". "Rob dijo de inmediato: 'Quiero interpretar a ese tipo Teagardin. Parece que sería divertido interpretarlo", dijo Campos a Insider.