Darren Star, creador de series emblemáticas de las décadas pasadas como Melrose Place y Sex and The City, está de regreso con una comedia en la que no falta romance ni un armario infinito con atuendos para lucir. El entorno elegido para este nuevo relato de hadas moderno es nada menos que Paris, la capital de la moda

La serie que desembarca este viernes 2 en Netflix cuenta la historia de Emily, una ambiciosa veinteañera de Chicago que trabaja de ejecutiva en marketing, consigue de pronto el empleo de sus sueños en París cuando su empresa compra una compañía de marketing de lujo francesa y le encarga renovar su estrategia para redes sociales. En su nueva vida parisina, todo son aventuras y desafíos asombrosos mientras hace malabares para ganarse a sus colegas, hacer amigos y gestionar nuevos romances.

Protagonizada por Lily Collins (Love, Rosie, Blancanieves, Les Misérables), la propuesta tiene condimentos del género "coming of age", ya que Emily enfrenta el reto de hacerse valer en la vida laboral adulta.