James Cameron, maestro de la comedia de aventuras

n En general se considera a James Cameron como solo un cineasta de aventuras. Sin embargo, es -además de un feminista que no necesita declamarlo, solo vean a sus protagonistas femeninas- un tipo que entiende bien (y muy bien) la comedia. Mentiras verdaderas es un ejemplo: remake americana de una farsa francesa, la historia de un superespía que redescubre la pasión conyugal mientras evita una hecatombe nuclear está llena de comicidad rampante gracias a un elenco donde brilla como nunca la gigantesca Jamie Lee Curtis. Es, además, una perfecta sátira de James Bond y Schwarzenegger se ríe todo el tiempo. Genialidad. Sábado, 22, FXM.

El regreso de los muertos vivos

Dan O’Bannon, gran guionista de historietas y de películas como Alien, también dirigió algunos filmes. El mejor es su opera prima, esta parodia del clásico de George Romero que no solo funciona muy bien como farsa sino que además también tiene grandes momentos de horror. Producida con muy poco dinero a mediados de los años ochenta, se convirtió rápidamente en un título de culto y, lateralmente, en una interesante crítica a los comportamientos aparentemente contraculturales de la Era Reagan. La línea “Manden más paramédicos” es de antología y el final es brillante. El viernes a las 22 por FoxClassics.

Aquaman

Digamos la verdad: el problema de las películas de Superman y Batman es que se toman a los personajes demasiado en serio. Con Aquaman, el creativo James Wan, gran admirador de un cine popular y con verdadero discurso autoral (vean la saga El Conjuro), las cosas funcionan perfecto porque uno puede jugar sin condiciones con ese personaje. Que tiene toda la simpatía de Jason Momoa e incluye al atlántico cabeceando una campana, algo que seguro que a Superman no se le ocurriría. Suntuosa, deliberadamente kitsch, con no poco humor y con mucho ritmo. Jueves, 22, HBO2.

Carrie

Todo está bien aquí: primera adaptación al cine de una novela (también, la primera que hizo) de Stephen King. Primer gran éxito de taquilla del maestro Brian DePalma. Primer gran éxito de la excelente Sissy Spacek. Primer trabajo importante de John Travolta y Amy Irving. Sobre todo, un melodrama sobre la exclusión, la pasión religiosa (la falsa contra la verdadera) y la maldita relación madre-hija. El final es pura sangre, puro fuego, pura fuerza expresiva como hoy nadie puede volver a filmar. Claro que es una obra maestra. Mañana a las 22 por FXMovies HD.