El primer día de su nuevo puesto al frente del Departamento de Inglés de la Universidad de Primbroke, Yi-Joon (Sandra Oh) camina por los pasillos del imponente edificio entre retratos de académicos y escritores prestigiosos de otras generaciones. Abre la puerta que ahora lleva su nombre y se sienta complacida frente al escritorio.  Es la primera mujer en ocupar esa silla. Unos segundos después, como si fuera una trampa, el apoyabrazos se desarma. El asiento deja de sostenerla. 

"La Directora", el nuevo dramedy que se estrena este viernes 20 de agosto en Netflix, es una serie más bien corta pero con buena dosis de ambición. Lucha por la igualdad de oportunidades para las mujeres, discriminación racial, nazismo, redes sociales, la cultura de la cancelación y el choque generacional son algunos de los condimentos que se mezclan en los capítulos de media hora con citas literarias y algunos pasos de comedia, que deambulan en el terreno del humor patético. 

Yi-Joon tiene múltiples desafíos. La urgencia de actualizar un departamento académico con inscripción de alumnos en picada, un claustro de profesores cercanos a la jubilación que se niegan a escuchar el feedback de los estudiantes, el propósito de abrirle camino a una joven y talentosa colega, los problemas en casa con su hija adoptada y los dolores de cabeza que le trae su mejor amigo/ amante Bill (personaje ambivalente interpretado por Jay Duplass). 

La actriz Amanda Peet ("Dirty John", "Igby Goes Down", "Togetherness") es la guionista de esta serie junto a Annie Wyman, además de showrunner y productora ejecutiva.  Como si le faltaran credenciales a la propuesta,  cuenta además con David Benioff, productor de "Game of thrones" y esposo de Peet, como productor ejecutivo, junto a otros compañeros de la multipremiada serie de HBO, D. B. Weiss y Bernie Caulfield. 

El talento y la frescura de Sandra Oh, a quien no veremos en Killing Eve hasta el año que viene, es uno de los elementos más disfrutables de la tira. Pero hay varias perlitas en el elenco como la actriz Holland Taylor, en un papel entrañable. Hasta participa David Duchovny (quien realmente tiene un Master en Literatura Inglesa en Yale) interpretándose a sí mismo en la ficción.  

Son seis capítulos de media hora, quizás con cierta sobredosis de tópicos y dilemas, pero que logran varios momentos interesantes, además de los encantos de un humor dramático y algo kafkiano. 

Más notas de

Paula Boente

Armar el árbol de Navidad: precios, ritos y tendencias

Armar el árbol de Navidad: precios, ritos y tendencias

Merlina: Tim Burton se adentra en el mundo de Los Locos Addams

Merlina: Tim Burton se adentra en el mundo de Los Locos Addams

Conocer Qatar más allá de los estadios

Conocer Qatar más allá de los estadios

Los argentinos y los viajes: siete tendencias para 2023

Los argentinos y los viajes: siete tendencias para 2023

The Crown: la reina y una década oscura como un túnel

The Crown: la reina y una década oscura como un túnel

White Lotus se traslada a Italia para otro viaje sensacional

White Lotus se traslada a Italia para otro viaje sensacional

Llega la primera Noche de los Bares Notables: propuestas y circuitos

Llega la primera Noche de los Bares Notables: propuestas y circuitos

The Bear: caos y perfección en una cocina de restaurant

The Bear: caos y perfección en una cocina de restaurant

Mente en juego: el Scrabble tiene su Mundial en Argentina

Mente en juego: el Scrabble tiene su Mundial en Argentina

Castillos bonaerenses: historias y turismo

Castillos bonaerenses: historias y turismo