A estas alturas estamos resignados a que el final de la humanidad será horrible. De hambre y sed, infectados o devorados por extraterrestres, muertos estaremos seguro y según las películas, ¡cada vez más pronto! 

Pero las fantasías sobre nuestro futuro siempre dan para más. Y una vuelta más es precisamente lo que hace "La guerra del mañana" ("The Tomorrow War") estrenada este mes en Amazon Prime Video. Protagonizada por Chris Pratt ("Guardianes de la galaxia", "Pasajeros"), aquí el punto de partida es fuerte: durante lo que parece la final del mundial de fútbol (sí, efectivamente, Pratt y su familia están mirando soccer, específicamente un partido de Brasil) un grupo de viajeros en el tiempo irrumpen desde el año 2051 en la cancha para traer un mensaje urgente a todo el planeta.

Nos enteramos que, treinta años adelante, la humanidad está perdiendo una guerra mundial contra una mortal especie extraterrestre. La única esperanza de sobrevivir es que los soldados y civiles del presente sean transportados al futuro y se unan a la batalla para reforzar la lucha.

Así estará la Tierra en el 2051. ( Amazon Prime)


Dentro de los reclutados está el maestro de preparatoria y hombre de familia, Dan Forester (Pratt). Claro que no es un civil cómun y corriente, ya que fue militar y peleó en Irak, por lo que "algo" de esto sabe. La misión es casi suicida y obligatoria: durante 7 días, los reclutas -sospechosamente (o no) la mayoría supera los 40 años- deberán intentar aniquilar a estos monstruosos aliens que realmente meten miedo: son gigantes, rápidos y arrojan espinas.

Determinado a salvar al mundo para su joven hija, Dan se une a su distante padre (J.K. Simmons) un ex combatiente inteligente y casi anarquista, y a una brillante científica (Yvonne Strahovski) en una desesperada búsqueda para reescribir el destino del planeta que está prácticamente perdido.

Afortunadamente para nosotros, en este filme de Chris MacKay no se pierde el tiempo presentando demasiados personajes ni intentando que nos interesen mucho sus vidas. Esto también es mérito del guionista Zach Dean ("24 horas para vivir), si bien se le puede criticar que los personajes tal vez se vean muy "descartables". 

Lo cierto es que MacKay logra escenas de acción vertiginosas y de calidad. Los aliens son bien feos y difíciles de matar. En el medio, hay momentos de reflexión del protagonista y de pretendida ternura con su hija (no del todo lograda), "The Tomorrow War" es una película entretenida y bien hecha.

noticias relacionadas