El vuelo es una de las películas más raras que dio Hollywood en los últimos años. Narra la hazaña de un piloto de avión que logra, con una maniobra demasiado arriesgada, salvar la vida de casi toda la tripulación, lo que no evita que se lo investigue. Y resulta que el tipo es bastante antipático, alcohólico y adicto, y el filme nos obliga a empatizar con él. Esa amoralidad, excelentemente interpretada por Denzel Washington, está en las antípodas de la moralina del cine contemporáneo (las secuencias con el gran John Goodman son antológicas en ese sentido). Aunque despareja, resulta un soplo de aire fresco y puro suspenso.

Flight

EE.UU., 2012
Dirección: Robert Zemeckis
Intérpretes: Denzel Washington, Kelly Reilly, Don Cheadle, John Goodman
Disponible en: Netflix