A pocas horas de iniciado el 2020, la plataforma de streaming más famosa, Netflix, estrenó una serie documental sobre la muerte del fiscal Alberto Nisman, cuyo cuerpo apareció en el baño de su departamento en la torre Le Parc de Puerto Madero el 18 de enero de 2015.

El audiovisual "Nisman: el fiscal, la presidenta y el espía" recorre el caso con entrevistas a las principales figuras que lo rondaron en seis capítulos de aproximadamente una hora cada uno. Entre ellas, se destacan la fiscal Viviana Fein, el ex canciller Héctor Timerman (previo a su muerte, cuando ya estaba muy enfermo), el ex jefe de Operaciones de la SIDE, Horacio Stiuso, y el antiguo representante de la CIA en la Argentina Ross Newland.

"Son como 60 entrevistas grabadas, y el doble o triple de gente con quienes hemos hablado fuera de cámara. Hay mucha gente que ayuda cómo contar esta historia", contó el director de la serie, Justin Webster, periodista británico que trabajó en este proyecto durante cuatro años.

En este sentido, aseguró que "la forma de contar es 'show, not tell': mostrar, no decir", porque "no hay voz en off". "La no ficción cinematográfica en serie es una posibilidad de profundizar mucho en historias complejas", remarcó.

El documental no sólo explora los misterios circundantes a la muerte de Nisman, sino que también ahonda sobre el atentado a la AMIA, el Memorándum con Irán y la investigación al respecto.

"No es una historia que te dice lo que tienes que pensar, pero espero, y mucho, que los espectadores lleguen a más claridad sobre esta historia realmente compleja al final de la serie", sostuvo Webster en el adelanto de la serie.