Copiar películas exitosas o hacer secuelas no es algo que Hollywood haga ahora sino que es su modus operandi desde que nació. Lo que no implica nada respecto de la calidad de una película. Ejemplo de ejemplos: La novia de Frankenstein, realizada por James Whale un año después de su fundacional Frankenstein, es mucho mejor que la original. No solo tiene más humor y muchísimo más melodrama desesperado, sino que la actuación de Boris Karloff tiene ribetes shakespereanos, como la de la "novia" interpretada por la enorme Elsa Lanchester, gran actriz teatral y la mujer de Charles Laughton, nada menos. Todo el filme es una pura locura creativa que se desliza sin pausa hacia la tragedia y el delirio. El expresionismo americano de blancos y negros fuertes en su mejor momento: probablemente la desesperada Novia... sea la mejor película de horror de la Universal, un género en sí mismo. En Qubit.TV

Más notas de

Leonardo Desposito

El deslumbrante debut como director de Ben Affleck

El deslumbrante debut como director de Ben Affleck

Netflix se lanza a producir El Eternauta con talento argentino y para audiencias globales

El Eternauta, clásico absoluto del cómic argentino, será serie para Netflix

Cuando el porno también fue gran cine

Cuando el porno también fue gran cine

Confirman que Netflix hará una serie de El Eternauta con producción argentina

Cómo será la serie de Netflix sobre El Eternauta

Las televisoras de EE.UU. encargan menos ficciones para 2020

Walker Texas Ranger tendrá nueva versión

Loops ajenos y creación propia: la música pop en la era de la colaboración múltiple y digital

Justin Bieber, un pionero en el uso de las plataformas para componer hits

Sonic dio la sorpresa y bajó a El robo del siglo en la taquilla nacional

Sonic, una sorpresa para el primer puesto de la taquilla

Netflix "abre" su plataforma para captar suscriptores

A todos los chicos... un éxito para adolescentes

Para que todos conozcan el mejor cine de Corea del Sur

Burning, melodrama de Lee Chang Dong

La prueba de que la secuela puede superar al original

La prueba de que la secuela puede superar al original