¿Dónde está el piloto?

Cuando en 1980 apareció ¿Dónde está el piloto?, nació también un género nuevo: la parodia total (en este caso, las películas catástrofe). Hay malas, claro, pero ¡Dónde.... sigue siendo de las mejores y los chistes son clásicos, aunque alguinos (el del piloto insinuando al nene una relación pedófila, por ejemplo) ya nadie se animaría a hacerlos. El ritmo es incesante y hay miles de chistes en un segundo y tercer plano. Y tienen a Leslie Nielsen en apariciones increíbles. La frase "Mal día para dejar de fumar" hizo escuela, y de paso el filme se ríe de Fiebre de sábado por la noche, todo el cine bélico y mucho más. En Prime Video.

Las angustias del Dr. Mel Brooks

Cuando esta película se estrenó en plena dictadura en la Argentina, nadie dijo que le faltaban por lo menos veinte minutos. No se entendía nada. Ahora sí: Mel Brooks se ríe de TODO el cine de Hitchcock: hay escenas de Vértigo, Ventana indiscreta, Cuéntame tu vida, Psicosis, Los Pájaros, y mucho, muchísimo más. Todo transformado en burla monumental con el aporte de la enloquecida Madeline Kahn (de las mejores comediantes de todos los tiempos) y Cloris Leachman (ídem). Si no vio filmes de Hitchcok, funciona igual. Joyita poco recordada, en HBO Max.

 

Boda sangrienta

El principio de esta película es "de terror": una chica recoén casada tiene que sompeterse a una especie de itual por parte de su familia política: sobrevivir una noche mientras tratan de matarla por todo medio posible. Pero no, esto es una sátira hecha y derecha, muy sangrienta -eso es cierto- pero totalmente desaforada, divertida y crítica de las relaciones familiares, con momentos en los que la risa se vuelve incontenible a pesar. Una verdadera sorpresa en el cine reciente. Disponible en Star+.

Este es el fin

Actores famosos y amigos entre sí se encuentran en una fiesta loca cuando llega, literalmente, el fin del mundo. Humorada negra y desaforada de Seth Rogen (haciendo de Seth Rogen), con Jay Baruchel, James Franco, Danny McBride, Jonah Hill, Emma Watson y muchos más también haciendo de sí mismos, no solo parodian un par de géneros (el terror, el drama, etcétera) sino que, de paso, se ríe de lo que implica la fama y vivir en Hollywood. Es sobre todo un filme sobre la amistad. El final es de los más alegres del cine. En Netflix.

Más notas de

Leonardo Desposito

Calles de fuego: rock, trompadas y el Bien contra el Mal

Calles de fuego: rock, trompadas y el Bien contra el Mal

Cuentos de hadas: donde se juntan Disney y Tarantino

Cuentos de hadas: donde se juntan Disney y Tarantino

El juego del calamar impulsó suscripciones a Netflix

El juego del calamar impulsó suscripciones a Netflix

Halloween Kills rompe taquillas con estreno simultáneo

Halloween Kills rompe taquillas con estreno simultáneo

Cuatro películas de terror en Netflix para algo más que asustarse

Cuatro películas de terror en Netflix para algo más que asustarse

Eric Rohmer o la clave para no aburrirse con el cine francés

Eric Rohmer o la clave para no aburrirse con el cine francés

El juego del calamar, la serie más exitosa en la historia de Netflix

El juego del calamar, la serie más exitosa en la historia de Netflix

Películas de culto para trasnochar en casa

ROCKY HORROR SHOW

Los Globos de Oro no tienen quién los televise (pero se hacen igual)

Los Globos de Oro no tienen quién los televise (pero se hacen igual)

Cuatro películas que explican el talento de las Wachowski

Cuatro películas que explican el talento de las Wachowski