Conocemos muy poco del cine holandés. Acaso alguna película en su tierra del gran Paul Verhoeven o, hace demasiados años, las locuras surreales de Alex Van Warmerdamm. Netflix incorporó a su grilla El banquero de la resistencia, que puede complementar muy bien dos filmes de Verhoeven (Soldado de Orange y Libro Negro) sobre los resistentes al régimen nazi en Holanda. Claro que no posee el nervio o el vuelo del autor de Robocop, pero de todas maneras permite, con absoluta sobriedad y paso firme, conocer una historia oculta: la de un banco clandestino que financiaba la Resistencia contra los nazis. Un gran virtud consiste en que los temas más técnicos se comprenden sin problemas (y es un filme casi sin acción física, más allá de un par de momentos muy bien resueltos). Otra, proponer la solución a un dilema moral.

El banquero de la Resistencia - Bankier van het Verzet

Holanda, 2019
Duración: 123’
Dirección: Joram Lürsen
Intérpretes: Barry Atsma, Jacob Derwig, Pierre Bokma
Disponible en: Netflix