El estreno en China de la nueva versión de la película "Mulan", previsto para marzo, se postergó por tiempo indefinido a raíz del brote de coronavirus que afecta, especialmente, a ese país asiático.

Así lo confirmó el CEO de Disney, Bob Iger, en declaraciones a la cadena CNBC, que replica la agencia DPA, quien sin embargo aclaró que la cinta "llegará a China en algún momento, pero no tenemos claro cuándo".

El mercado chino es de suma importancia para la industria cinematográfica debido a la gran cantidad de público potencial que puede marcar el éxito económico o el fracaso de una producción.En este caso, se trata de una película de especial interés para el público chino debido a que se trata de una historia que transcurre en ese territorio.

La nueva versión de "Mulan" fue realizada con actores, a diferencia de la cinta animada de 1998, y su costo de producción alcanzó los 290 millones de dólares. A raíz del brote de coronavirus en esa región, Disney tuvo que cerrar su parque de diversiones de Hong Kong, en tanto que la Paramount tuve que postergar el estreno de "Sonic" y Universal el de la última película de la saga de James Bond.

También tuvo que cerrarse el museo Ghibli, productora de clásicos animados japoneses, y se frenó el rodaje de "Misión imposible 7", en Italia. Para Hollywood, representa un enorme problema: muchas películas logran recuperar costos enormes gracias a la recaudación sobre todo en China, que hasta el año pasado crecía en salas y espectadores por encima del 5% interanual (a veces incluso por encima del 10% interanual). Ha sido en la última década el "territorio a conquistar". Pero la epidemia puede causar una conmoción que repercuta de manera directa en todo el negocio audiovisual.