La reina está de regreso. Esta vez, estará acompañada de un abanico de personajes femeninos fuertes y actrices que les hacen honor. El domingo, Netflix estrena la cuarta temporada de esta serie sobre la casa real británica que siempre logra destacarse entre el aluvión de tiras de la plataforma por el nivel de sus interpretaciones y el despliegue de su producción.

Se esperaba con ansias este tramo histórico, que parte a fines de los '70 y se adentra en los años ochenta, sobre todo por la incorporación de personajes famosos como Margaret Thatcher y Lady Di. Desde que se difundió la noticia de que la elegida para encarnar a la ex ministra era nada menos que Gillian Anderson (la querida Dana Scully de "Los expedientes secretos X" ) creció aún más la expectativa. La actriz logra una composición notable , aunque por momentos algo sucedido. Junto con la genial Olivia Colman (ganadora del Oscar por "La favorita") mantendrán un verdadero duelo actoral en cada una de las audiencias que comparten (en la serie se ven 11 pero tuvieron más de 200). 

Para los argentinos, la mención de Thatcher remite inmediatamente a la Guerra de Malvinas. Lo cierto es que el episodio bélico forma parte de los hechos que se decidieron narrar esta temporada (capítulo 4). Es relatado en contrapunto con la fuerte crisis interna que enfrentaba la mandataria con el crecimiento del desempleo, además de tensiones por un episodio familiar. Una de las sorpresas de la tira es que opta por retratar también ciertos rasgos domésticos de Thatcher en un intento por sumar capas a un personaje tan complejo.

Reina de corazones

No menos destacable que el trabajo de Anderson es la interpretación de Emma Corrin. Con porte, candidez y la forma dulce de hablar, logra revivir el magnetismo de Lady Di. Con muchas escenas duras (como su lucha con los desórdenes alimenticios), la serie retrata una Diana triste y desesperada pero también encendida en el escenario cuando podía desplegar su vocación artística o cuando las cámaras se enamoraban de ella en su rol monárquico. La historia de Carlos, Lady Di y Camila Parker Bowles (a cargo de la actriz Emerald Fennell, escritora de Killing Eve) ocupa una parte central de esta entrega. Helena Bonham Carter como la princesa Margarita y Tobias Menzies como el duque de Edimburgo son otros de los nombres de un elenco talentoso. 

La serie creada por Peter Morgan (El último rey de Escocia, The Queen) mantiene un estilo que va del detalle pequeño a los grandes pasajes históricos , siempre buscando contrapuntos e intentando revelar un poco de ese hermético mundo de la realeza, tan misterioso y alejado de la verdadera vida real para el resto de los mortales. 

Más notas de

Paula Boente

Industry: jóvenes en carrera en el mundo financiero

Industry: jóvenes en carrera en el mundo financiero

Vacaciones sobre ruedas: cambiar de paisaje

Vacaciones sobre ruedas: cambiar de paisaje

Bauleras inteligentes: espacio a medida para tiempos de home office

Bauleras inteligentes en tiempos de home office

Helados: un amor de verano que trasciende estaciones

Helados: un amor de verano que trasciende estaciones

The Crown: Thatcher y Lady Di, figuras de la temporada

The Crown: Thatcher y Lady Di, figuras de la temporada

Ajedrez: la avanzada de las mujeres

Ajedrez: la avanzada de las mujeres

Gambito de dama: título desabrido para una historia entrañable de ajedrez

Gambito de dama: título desabrido para una historia entrañable de ajedrez

The Undoing: el derrumbe de una vida perfecta

The Undoing: el derrumbe de una vida perfecta

Noche de brujas en versión virtual

Noche de brujas en versión virtual

La ola coreana: furor de multitudes

La ola coreana: furor de multitudes