¿Es preferible la venganza a escapar? Tal parece ser el dilema que enfrentará la heroína interpretada por la exquisita Elizabeth Moss en esta cuarta temporada de uno de los dramas televisivos más crudos en los últimos tiempos.

Gilead aún vive y oprime a las mujeres. El extremismo ideológico, tan lamentablemente actual en nuestras sociedades, arrastró a la infrahumanidad a ellas que no son "élite". También cobra clarísima actualidad esa necesidad de sororidad, unión femenina ante un patriarcado que aquí en la ficción encontró la cúspide del sometimiento: usar a las mujeres fértiles como "criadas" y meros envases de fertilización para mantener la supervivencia de la especie.

El fanatismo religioso que sirve bien a la opresión del estado no puede evitar de todas maneras que la revolución silenciosa germine y eche raíces. En “Mayday”, el último capítulo de la tercera entrega, June Osborne pudo liberar a muchas mujeres y niños de las familias apropiadoras. Esto le costó resultar gravemente herida, pero más decidida que nunca a encabezar la rebelión con que sueña cada noche.

De todas maneras, la acción primero se tomará su tiempo para que la protagonista no sólo sane sus heridas sino también evalúe los pasos a seguir y sus consecuencias. ¿Podrá recuperar a su hija? ¿Será una realidad esa historia de amor difícil con Nick? (Max Minguinella). 

June encontrará además la útil ayuda de una nueva amiga - aliada que le hará ver las cosas con otra persepectiva. La serie, que desde ahora estrenará un episodio cada domingo, es protagonizada también por Joseph Fiennes, Yvonne Strahovski, Samira Wiley, Alexis Bledel, Ann Dowd, Madeline Brewer, O-T Fagbenle, Amanda Brugel, Bradley Whitford y Sam Jaeger. 

Trailer de la 4ta temporada:

noticias relacionadas