El autor del libro sobre Steven Spielberg nos cuenta todo lo que querés saber sobre su obra fílmica

 

—¿Cuáles son las tres mejores películas de Spielberg?
—Es muy difícil elegirlas. Yo prefiero elegir las tres películas clave que te permiten entenderlo. Para mí son en primer lugar Tiburón que es su segundo largometraje específicamente cinematográfico y su primer gran éxito.

La segunda que me parece importantísima para entender Spielberg es E.T. porque se ve cómo funciona lo fantástico.

La tercera película importantísima porque hace una bisagra ideológica incluso en la forma de pensar la relación entre el mundo y el cine es La lista de Schindler.

No sé si son exactamente las mejores, pero me parece con esas tres películas se entiende bien, son el esqueleto que te permite armar todo el todo el cuerpo de obra.

E.T. es una de las mejores películas de Spielberg porque se ve cómo funciona lo fantástico

—¿Por qué escribir un libro sobre Spielberg?
—Básicamente porque no había. De Spielberg hay biografías, rankings, entrevistas pero no hay ningún libro que diga ¿Por qué le gusta a todo el mundo por lo menos una película de Spielberg? ¿Por qué es importante? ¿Qué le dejó al cine? Porque es uno de los pocos cineastas cuyo nombre es conocido por la gente que no está metida en el cine.

A mí me interesa mucho saber por qué un fenómeno se vuelve muy popular, porque algo de verdad hay detrás de esa popularidad, nos guste o no nos guste.

 

Steven Spielberg
Conseguí el libro Steven Spielberg de Leonardo D'Espósito en www.cronishop.com.ar

—¿Cuál te parece su etapa más sobresaliente como cineasta?
Spielberg es un realizador que va aprendiendo a medida que hace, esto lo dicen sus compañeros de generación. Él era el más chico de la generación de los 70, sus amigos son Scorsese, Coppola, Brian De Palma, George Lucas. Ya sabía todo sobre el cine cuando empezó a filmar, eso los asombraba al resto, por eso se hicieron amigos. Spielberg fue de la primera generación de cineastas americanos que salió de una escuela de cine. Los directores anteriores se hacían sobre la marcha.

Spielberg fue incorporando cada película que ve, porque su vida era básicamente estar adentro de un cine. A mí me parece que la etapa más importante, en cuanto a cambios o dudas que tenía, la de los 80 que arranca con la primera Indiana Jones, los cazadores del arca perdida y termina con Hook, una película que a la gente no le gusta nada pero que marca el cambio de un adolescente que jugaba a hacer películas a verse convertido en padre, con una película sobre la paternidad, sobre el desconcierto que representa y el paso del tiempo. Es una película más reflexiva.

En esa década de los 80 para mí las mejores están entre Jurasic Park y Atrápame si puedes, ahí está lo mejor, el Spielberg maduro que consigue la imagen que quiere y hace lo que quiere siempre.

—Para quienes no indagaron todavía en el universo Spielberg, ¿Cuál es la obra fundamental que si o si hay que ver?

—Yo diría que Tiburón, primero porque es una película muy "cinéfila" porque tiene la estructura de Los pájaros de Hitchcock. Hay un drama un pueblito chiquito perdido que vive del turismo y cada tanto aparece un bicho que se come gente, en la otra son los pájaros que los atacan. Toda la primera mitad de la película es puro suspenso y es una película muy política además, es muy interesante para el tema pandemia, en Tiburón en la primera mitad pone el debate de salud o economía, o sea viene el tiburón y nos ataca ¿qué hacemos? ¿cerramos las playas justo en el verano que es el único momento en que ganamos dinero? En la segunda parte es una película de aventura metafísica, donde son tres tipos arriba de un barco yendo a matar al mal, y el mal, que es un tiburón gigante, no existe, es una fantasía total. Una vez que cumple su rol, la fantasía desaparece. E.T. se vuelve a su planeta, los extraterrestres de Guerra de los mundos desaparecen, todo lo que es fantástico se borra, en este caso el Tiburón. Todo el universo Spielberg está ahí, lo político, lo social, la pura aventura, lo metafísico, todo a través de películas que ya viste.

 

Tiburón, la película fundamental de Spielberg

 

—Así como Hitchcock y Disney influenciaron a Spielberg, ¿En qué cineastas crees que influyó el creador de clásicos como E.T. y Jurassic Park?
Toda la generación de los 80 que son Joe Dante, Robert Zemeckis, James Cameron, es imposible pensarlos sin Spielberg. Cuando Titanic estuvo a punto de ser un fracaso comercial que iba a hundir a dos estudios le preguntaron a Spielberg si le hubiera dado 200 millones de dólares a Cameron para hacer Titanic, en ese momento nadie gastaba ese dinero. Y Spielberg dice sí, porque es el único que tiene la posibilidad de ganar ese dinero y porque además tiene el mismo método de trabajo.

Él fue uno de los primeros con George Lucas, en pensar una película y crear la tecnología para poder hacerlo. Es algo que también luego hizo Cameron, hasta que no tienen la tecnología para poder hacer lo que quiere.

Spielberg es el primer cineasta posmoderno. Quizás no se da cuenta al principio de que construye a partir de pedazos de películas o recuerdos de películas que el público ya conoce. 

También influyó directamente en toda la forma de narrar en Hollywood a partir el paroxismo. Todas las películas de Spielberg empiezan con un clímax y después cada escena tiene un clímax particular que genera y va enganchando al otro. Él dice que lo toma de las películas de James bond de los 60 y lo sistematiza. Prácticamente todas las películas sean fantásticas, realistas, chicas o grandes, tienen esa misma forma narrativa. De Nomadland a Advengers: End game, todas tienen esa misma forma

—Spielberg salió en una cruzada contra Netflix hace un tiempo, ¿Crees que a futuro el streaming podría influir en la producción del director?
Netflix tiene dos problemas. El primer problema que tiene es que como produce globalmente, aunque tenga las herramientas y la forma de Hollywood aplana todo porque no quiere ofender a nadie, entonces las películas se estandarizan mucho, no importa dónde se produzcan todas tienen la misma forma, tiempo, tipo de iluminación, temas, tratamiento, todas son iguales. Así ocurra en el siglo XVIII o en el siglo XXIII en un planeta fantástico, porque el streaming requiere eso.

El segundo problema es que se pierde algo fundamental: Spielberg ama el cine en cines, ha producido series también y ha tenido una participación muy grande en la televisión de las últimas cuatro décadas. Desde generar series de animación como Animaniacs o Tiny toons hasta hacer series como Bands of brothers o The pacific. Es otro formato la serie.

El problema con Netflix es que se pierde la concentración que tiene el cine. Cuando vas al cine no podés hacer otra cosa más que ver la película, relacionarte a partir de tus propias emociones y tu propio conocimiento, eso es lo que Spielberg tiene de lazo con la vieja tradición.

Un gran crítico de cine que se llama Jonathan Rosenbaum decía que el cine podría ser un espejo o una ventana, es decir podés ver a la sociedad que te rodea, metafóricamente, o a otro mundo. En cualquiera de los dos casos necesitás la concentración para entenderlo. No creo Spielberg cambie su forma de filmar, incluso va a producir cosas para Apple, pero difícilmente cambie. Mirando Ready player one, su última película, no fue un fracaso, pero no dio los resultados que esperaba, aunque es un gran espectáculo, porque se perdió esa conexión.

Spielberg filma para la pantalla grande y hay dos generaciones que ya no están tan relacionadas con esa forma. Hay dos generaciones que no ven ni siquiera televisión de aire, ven YouTube y streaming nada más. Y se relacionan vía monitor de la computadora, lo cual requiere un cambio también al plantear la educación, porque hoy para llevar al chico al libro tenés que pasar por lo audiovisual, algo que muy poca gente piensa. Este cambio es bastante radical.

Creo que Spielberg cada vez va a ser menos exitoso justamente por eso, no va a ser la película más taquillera del mundo porque lo hizo tres veces en su vida, con E.T., Jurasic Park y con Tiburón.

 

 

Imagen de Jurasic Park, uno de los hitos de Spielberg

En el libro Steven Spielberg, una vida en el cine, Leonardo D’esposito recopila mucha información y hace un análisis profundo de todas las obras del director para entender su manera de mirar y de hacer cine teniendo en cuenta su contexto. Pero también es una conversación con el lector con un mundo que no puede ser muy aburrido porque está lleno de extraterrestres, dinosaurios y fantasía. Es un buen tema para empezar a conversar sobre cine, sobre lo que vemos y sobre cómo entendemos el mundo a través del arte, una muy buena iniciativa para tomarse un café con alguien.

El libro Steven Spielberg, una vida en el cine de Leonardo D'esposito se consigue en Cronishop, la tienda oficial del Grupo Crónica. Encontralo en www.cronishop.com.ar