Mucho se ha hablado en estos días, desde su estreno en Netflix, de la producción polaca 365. Sinteticemos: una bella ejecutiva es raptada por un atractivo mafioso que le da un año para que se enamore de él. O sea, una reversión de La Bella y la Bestia con erotismo, moral ambigua y problemas ligados a lo criminal. Más un diseño de producción lujoso, similar a publicidad de shampoo. Y con momentos eróticos que recuerdan el sadismo con lavandina de 50 sombras de Grey (y varias subtramas, pero es lo de menos). La ensalada es digerible porque se ve bien y las secuencias no son muy largas. Pero el tema del malestar moral y de si se puede tomar justicia y amor en propia mano, se diluye en seguida. Ni los peores cuentos de hadas tienen tal grado de irresponsabilidad. Lindo vestuario, dicho sea de paso.

365 Días - 365 Dni

Polonia, 2020
Duración: 114’
Dirección: Barbara Bialowasz
Intérpretes: Anna-Maria Sieklucka, Michele Morrone, Bronislaw Wroclawsky, Otar Saralidze.
Plataforma: Netflix