Esta película está maldita. No se estrenó en cines de la Argentina, se habló mucho de ella porque Meg Ryan dejaba su personaje de dulce reina de la comedia romántica por sujeto físico en un thriller erótico (lo que fue criticado de modo extremo) y poco supimos luego de la realizadora, la neozelandeza Jane Campion que venía del éxito de La lección de piano (y la excelente y tampoco estrenada Holy Smoke). Vista a la distancia en buena copia (aquí salió solo en video), resulta un retrato sobre los meandros de la fantasía sexual femenina "disfrazada" de asunto de asesino serial. La relación con Mark Ruffalo (el actor casi fue descubierto aquí) se mantiene siempre en el filo de la navaja, y es ese filo lo que mantiene encendida la pasión. Por otro lado, Campion entiende algo incómodo pero verdadero: que el misterio y el peligro sostienen la excitación. Hoy toda esta película un poco derivativa tiene más sentido.

Título original:

In The Cut

EE.UU., 2004
Duración: 119’
Dirección: Jane Campion
Intérpretes: Meg Ryan, Mark Ruffalo, Jennifer Jason-Leigh, Kevin Bacon
Disponible en: Netflix