Como gran parte de los argentinos, Alberto Fernández siente el fútbol como la medida de todas las cosas. Para bajar masivamente el mensaje del aislamiento social obligatorio, se aferró hace dos meses (¿sólo dos meses?) a lo que el mismo bautizó como la teoría de Gorosito. Fana de Argentinos Juniors, pupularizó una máxima que muchos no conocían pero que podría expresarse así: “Si uno hace las cosas bien, lo más probable es que los resultados sean buenos”. Pues bien, los tiempos han cambiado, y parece haber llegado la hora de dejar de lado el lirismo absoluto, aunque sea un poco, y pasar a la etapa Mostaza Merlo, menos vistosa, pero nunca incompatible con la primera. Al fin y al cabo, Alberto siempre dijo que venía a derribar la grieta. Y la del fùtbol, nadie lo duda, es más profunda aun que la de populistas y liberales. Vale la pena repasar un poco los conceptos “filosóficos”.

El Presidente explicó en su momento, que Néstor “Pipo” Gorosito le compartió su principio de acción siendo técnico del equipo de La Paternal. El hoy jefe de Estado le había ido a expresar su beneplácito al DT por cómo jugaba el equipo. Le confesó, incluso, que hasta su llegada había dejado de seguir al Bicho, desilusionado por el bajo nivel futbolístico del equipo. Para un hincha del “semillero del mundo” el buen trato de la pelota resultaba innegociable.

La respuesta de Pipo acompaña a Alberto hasta estos días: “Si vos jugas bien vas a tener muchas más posibilidades de ganar los partidos”. Con esa máxima, cada dos semanas convence a un país de que es necesario extender la cuarentena. Y mientras enfurece cuando le piden terminar el aislamiento, entre renovación y renovación de la cuarentena, se despacha con autorizaciones para que nuevos sectores retomen la (no) habitualidad de trabajo.

Más terrenal en sus principios y al frente de Racing, Mostaza se sacaba de encima la ansiedad de 35 años de frustraciones con una frase que hizo historia. “Paso a paso”, respondía, cabulero al fin, cuando sentía que lo querían mufar preguntándole por el campeonato. Siguiendo el hilo del deporte del que todos saben en la Argntina, la tónica seria algo así como: “Hoy vamos primeros, si el domingo que viene perdemos, River nos pasa”. Punto. Pensemos en el próximo partido. Liberemos un sector más y veamos cómo sigue la curva. Si la cosa no va bien, volveremos a poner cinco atrás para defender lo logrado. Y suframos, sobre todo suframos, que así es como algún equipo de Avellaneda siente que vale la pena salir campeón...

Más notas de

Gabriel Buttazzoni

Proponen subsidiar el uso de la bicicleta para ir a trabajar

Proponen subsidiar el uso de la bicicleta para ir a trabajar

La claudicación del Estado

La claudicación del Estado

Alberto combina el teorema lírico de Gorosito con la premisa terrenal de Mostaza

Alberto combina el teorema lírico de Gorosito con la premisa terrenal de Mostaza

El transporte público es el principal obstáculo para ablandar la cuarentena en el AMBA

El sistema urbano de trenes cuenta con 64 formaciones en total

Fernández apela a la responsabilidad para no dictar el estado de sitio

"El contagio va a ocurrir, pero si nos quedamos en casa va a ser más lento"

La guerra

Como en la guerra de Malvinas, la tragedia volverá a pasar sin permiso con el coronavirus

Un discurso científico

Un discurso con tono académico

Casi sin darnos cuenta

Casi sin darnos cuenta

Oficialismo y oposición arrancaron la nueva etapa con pasos en falso

Oficialismo y oposición arrancaron la nueva etapa con pasos en falso

Proclamar la unidad, un reiterado recurso discursivo

Alberto y Cristina durante la asunción presidencial