Así como parece más o menos controlado el frente cambiario y baja el paralelo mientras sube el oficial y se reduce la brecha, lo que viene mal, mal es la inflación de marzo. Están todos con el casco puesto esperando el número del Indec de la semana que viene que no va a estar por abajo del 6%. Esperan que no llegue al 7%.

Eco Go, la consultora de Marina Dal Poggeto, marcó un 6,2%. El Centro de Estudios Scalabrini Ortiz, en el otro extremo del arco ideológico, marcó 5,7%. Hay algo del shock externo, algo del aumento de tarifas, inicio de clases y aumento de las naftas. Pero lo que dicen en todos los despachos oficiales es que influyó mucho la amenaza de “guerra contra la inflación” que hizo el Presidente Alberto Fernández. Otro tiro en el pie. Lo confiesan los propios funcionarios.

Y ojo acá y una advertencia para quienes cargan diésel y en especial, diésel Premium. En abril, es probable que haya otro aumento de combustibles. El problema de desabastecimiento es muy grave en las provincias, no solo por la protesta que va a haber el lunes. El gobierno está pensando en reaccionar con un alza de precios que va a ser particularmente para las 4x4 que cargan diésel Premium.

Bienvenida Kristalina

 

Y hablando de Guzmán y del Fondo ahora que empieza a planificar Washington cuando manda la primera de sus famosas revisiones trimestrales a Buenos Aires, también los gremios y las organizaciones sociales comienzan a prepararse para convertirse en un “comité de bienvenida”. No va  a ser fácil el trámite de los expedicionarios del Fondo por Argentina. Prometen esperarlos en Ezeiza, en la Ricchieri, en cada repartición del Estado a la que vayan a revisar las cuentas.

El lema no va a ser ya “No al acuerdo con el Fondo” sino “No al cogobierno”, y esto es algo que preocupa porque sería muy pronto de la fecha del entendimiento y en un contexto regional –hay que ver Perú, Uruguay, Brasil Chile antes de la elección de Boric- bastante conflictivo y tenso a partir de los aumentos de energía y de alimentos.

Las alas de Ícaro

Como anticipamos en los panoramas escritos de BAE, el ministro Martín Guzmán quiere que, ya superada la etapa del Fondo Monetario, le encarguen temas más nodales de la economía. El central, es la inflación. Por eso se lo vio, confirmando esa intención, en la mesa tripartita con Kulfas y Moroni, en el Ministerio de Economía, con sindicalistas y empresarios en ese “no anuncio” que se vio esta semana de adelantar la discusión de las paritarias sin que hubiera bono, ni aumento por decreto ni adelantamiento de las cuotas.

La CGT está que trina; Moyano está que trina. Decidieron esperar el inicio de esas paritarias adelantadas para mostrar los dientes. Pero el ministro de Economía tiene otro problema de acá en adelante: su relación con Cristina.

Le empezaron a decir Ícaro en el Gabinete económico. Claro, se mostró con Moroni, con Kulfas pero en ese equipo de economistas donde entran otros, en jefatura de Gabinete, en el Central, en energía, no lo quieren a Guzmán. ¿Qué dicen? Que así como antes era un primus inter pares porque hablaba con los dos, con Alberto y con Cristina, ahora se convirtió en un paria porque Cristina nunca lo va a perdonar y le habla pestes de él a quien lo quiera escuchar. Le dicen Ícaro porque se acercó demasiado al sol y se le derritieron las alas. El problema es que, sin alas, no se puede acercar al Congreso. Y el ministro de Economía necesita mucho del Congreso, especialmente si se quiere ocupar de otros temas como la inflación y muchos otros que deberán pasar por el Parlamento en estos momentos de debilidad oficial.

Quién hace bajar el paralelo

Para el público bien informado que sigue este panorama, lo importante es el recurso escaso. El recurso escaso es en este momento, los dólares. Marzo cerró con un récord de importaciones, más de 7100 millones de dólares. Desde 2011 que no se veía un número así.

Qué es lo que se importó. Hay un récord de energía, efecto de la guerra en Ucrania, por unos 500 millones de dólares que amenaza con convertirse en más durante el invierno; pero también aparece la cobertura de los importadores habituales de insumos para producir que le dan manija para cubrirse de una eventual suba del dólar. Lo que suponen en el Central es que al menos 1500 millones de los 7100 millones de dólares se fueron por ahí y por eso apretaron las clavijas de la importación habitual, regular de esas empresas. Esas empresas dicen que les va a traer problemas para producir y la semana pasada yo les contaba que van a tener que desatesorar dólares en el exterior para hacerlo y por ende, meter presión a los precios porque van a querer convalidar el dólar Bolsa o el dólar Contado con Liqui en vez del oficial.

En el Banco Central dicen que nadie va a hacer eso, que quien tiene plata afuera no la va a traer ni loco para comprar insumos y por eso los apretaron para que consigan créditos en el exterior. Dicen que el stock de créditos bajó de 24.000 millones a 19.000 millones de dólares y que esas son las reservas que le comieron al banco Central.

Por eso les piden que se financien afuera. Y lo que sí está entrando por el dólar Bolsa y Contado con Liqui es plata de empresas que quieren invertir. Ojo a eso. No sabemos cuáles son porque la Comisión Nacional de Valores ni pregunta. Prácticamente es un árbitro que dice “jueguen, jueguen”. Pero la baja de los dólares paralelos tiene que ver con eso porque  desde el Central dicen que ahí nadie está jugando. Y desde las Alycs, las sociedades de Bolsa, nadie responde nada.

Más notas de

Alejandro Bercovich

La economía, entre el giro a la derecha y el canto a la impotencia

La economía, entre el giro a la derecha y el canto a la impotencia

Preguntas existenciales para el estatalismo nostálgico

Preguntas existenciales para el estatalismo nostálgico

Un ajuste estabilizador que amenaza con ajustar sin estabilizar

Un ajuste estabilizador que amenaza con ajustar sin estabilizar

Humor magnate, malhumor social y terrorismo financiero

Humor magnate, malhumor social y terrorismo financiero

El establishment dirime su interna

El establishment dirime su interna

Secretos entre la tranquera y la boca de pozo

Secretos entre la tranquera y la boca de pozo

La lista del súper y la de la híper

La lista del súper y la de la híper

El "círculo púrpura" desatado y la misión ninja del FMI

El "círculo púrpura" desatado y la misión ninja del FMI

Internas y fuegos artificiales: ¿se dobla o se rompe?

Internas y fuegos artificiales: ¿se dobla o se rompe?

Road show de candidatos, quiebres en la oposición y una inflación que se disparó con el dólar

Road show de candidatos, quiebres en la oposición y una inflación que se disparó con el dólar