Parece inminente el éxito en la negociación por la deuda con los bonistas; sin embargo, en la Argentina las buenas nuevas se licúan rápidamente. Los principales empresarios siguieron el  minuto a minuto fue la presentación por parte del presidente, Alberto Fernández, de la Reforma Judicial. Un hecho que para muchos líderes del sector privado implicaría un punto de inflexión en torno a las reglas de juego en el actual Gobierno. T

ambién desde el exterior volvieron las miradas de dudas sobre la tercera economía latinoamericana. "Las señales no son buenas, desalientan la inversión privada",  es la frase más recurrente en las últimas horas que depositan desde las empresas en los despachos del jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, de los ministros de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, y de Economía, Martín Guzmán, y también del titular del Banco Central, Miguel Pesce. Así lo miran en el Foro de Convergencia Empresarial, coordinado por Miguel Blanco;  IDEA, que preside Roberto Murchison;  ABA, presidido por Claudio Cesario, y AEA, timoneado por Jaime Campos. Curiosamente así también lo ven los caciques sindicales. Y de ese mensaje se acusó más fuerte recibo en Balcarce 50.

Un reciente informe de la consultora KPMG reveló que las operaciones dentro del sector privado cayeron en lo que va del año a uno de sus promedios históricos más bajos. Es un fenómeno que también ocurre en el resto de América latina pero que en el caso de la Argentina tiene turbulencias y nubarrones propios. Argentina inició el año con mínimos niveles de actividad de M&A producto de un ambiente con alta incertidumbre. En este contexto, la pandemia y la crisis económica causaron un freno y retraso en las transacciones que estaban en curso, explicó este documento que coordinó Mariano Sánchez, socio leader de KPMG Argentina. El informe además remarcó que "la pandemia golpeó Argentina en un contexto de crisis económica y en medio de un proceso de renegociación de la deuda. Mientras que el efecto completo que dejará la pandemia no está claro aún". Solo se realizaron 23 transacciones cuando, por ejemplo hace 10 años atrás el volumen fue para el primer semestre del año de 143 operaciones.

Esto habla de una economía que se achica no solo en cuanto a las ganancias empresarias sino también en la generación de empleo privado. 

Sobre llovido, mojado 

Este dato se sumó a otras noticias provenientes del exterior sobre cómo ven este momento de pandemia y de posibilidades de recuperación en el Argentina grandes operadores internacionales. Por ejemplo, como reflejó recientemente BAE Negocios en el ranking de los países más complejos para invertir en todo el mundo, a la Argentina le fue muy mal.

Después de Indonesia y Brasil, es el tercer peor país para invertir de acuerdo con el Índice Global de Complejidad Corporativa de TMF Group. También un reciente artículo de la influyente agencia internacional Bloomberg reveló que hay un éxodo de compañías que se van de la Argentina. Este país, según la agencia internacional, enfrenta un éxodo creciente de multinacionales que han concluido que hacer negocios en la tercera economía más grande de América Latina es demasiado complicado y poco rentable, incluso sin tener en cuenta la pandemia de coronavirus.

Enumera que la aerolínea LATAM dejó de operar en el país, que Honda dejó de fabricar autos en mayo que otras automotrices como Volkswagen y Ford, que sí conti nuán en el país no fabricarán más camionetas. En este  sentido en la mirada internacional, el reciente discurso el Presidente en el Consejo de las Américas buscando justamente un mensaje económico tranquilizador no parece haber logrado bajar las ansiedades en el mercado internacional sobre este lado del mapa.

Pero tampoco parece haber más tranquilidad entre los empresarios locales, quienes siguen reclamando más detalles económicos al Gobierno más allá del capítulo de la deuda. Hay un dato que analiza a mesa chica del Banco Central. A pesar , por ejemplo de los 400.000 millones  de pesos de créditos que otorgaron por ejemplo los bancos privados, de acuerdo con los registrados de ABA, la demanda de crédito con tasas subsidiados no repunta; es decir no existe una fuerte demanda de préstamos por parte del sector privado aunque en el caso de las grandes empresas sí parecen mostrar muy buenos rendimientos en la colocación de Obligaciones Negociables como Arcor, YPF o Aluar.

Esta situación pondría en alerta al Gobierno para la agenda post pandemia en torno a los reclamos de mejor acceso al crédito. Actualmente hay crédito subsidiado y un ojo muy vigilante por parte del BCRA para los incumplimientos o demoras en el otorgamiento y una banca pública que motorizó la oferta pero el desempeño igualmente es modesto.

Pareciera que hay un tema de confianza y de inquietud sobre la política que parece comenzar a instalarse con fuerza en las empresas; todo empezó con Vicentín, es cierto una idea de expropiación que el propio Presidente destinó rápidamente pero daría la impresión que no alcanzó ese gesto para despejar las duda porque luego llegó el caso Demora la ley de teletrabajo que no iría en la dirección que las empresa del sector solicitaron, la normativa sobre industria de conocimiento ue juega su propio minué en el Parlamento pero, sobre todo, la Reforma Judial que acaba de presentar el Presidente y que en el sector privado miran con cierto recelo y un poco de desazón.

Más notas de

Alejandra Gallo

Una bocanada de aire fresco, aunque con barbijo

El presidente con los integrantes del Consejo Agroindustrial

Argentina, aferrada al podio de la tercera economía latinoamericana

todesca bocco gab economico gc

Los empresarios y la CGT quieren ganarle de mano a la política

Los empresarios y la CGT quieren ganarle de mano a la política

Inflación y salarios, la cuenta del día después

Inflación y salarios, la cuenta del día después

Reactivar, exportar y pagar la deuda ante un escenario de la peor caída desde 1890

El presidente Alberto Fernández y el canciller Felipe Solá en la Cumbre de Jefes de Estado del Mercosur y Estados Asociados

La producción no se despereza y la demanda está por el subsuelo

La producción no se despereza y la demanda está por el subsuelo

Señales post pandemia en medio de una inevitable extensión de la cuarentena

Señales post pandemia en medio de una inevitable extensión de la cuarentena

Grieta entre las cámaras empresarias, que anticipan la post pandemia

Grieta entre las cámaras empresarias, que anticipan la post pandemia

Vicentin ¿una nueva 125?

Vicentin ¿una nueva 125?

El “nuevo cepo cambiario” unió a la industria y el campo

El “nuevo cepo cambiario” unió a la industria y el campo