Para los productores pequeños, que depositaron en confianza sus cosechas o sus servicios a Vicentin, lo más importante es cobrar. Y para eso, resulta indispensable que la empresa siga en actividad.  Esto además posibilitaría utilizar los servicios de comercialización y exportaciones en sus zonas de trabajo. La propuesta de pago presentada en el juzgado del doctor Fabián Lorenzini, les abre una esperanza ante la siempre amenazante sombra de la quiebra, que según entienden, los llevaría a cobrar tarde, mal y devaluados. Con el consiguiente problema social que significarían 1233 trabajadores en la calle.

Desde nuestro estudio jurídico defendemos los intereses de 35 cooperativas, integradas por productores del interior de las provincias de Santa Fe, Córdoba, Entre Ríos y Buenos Aires, que son acreedores de la empresa. Durante estos dos años que lleva el concurso, fuimos testigos de los problemas económicos que padecieron. Hoy atraviesan con alguna esperanza los últimos días del proceso, dispuestos a apoyar la propuesta de pago presentada por el grupo de Inversores Estratégicos, integrados por Molinos Agro, la Asociación de Cooperativas Argentinas (ACA) y Viterra.

Después de evaluar con los técnicos y profesionales que los asisten, decidieron apoyar la oferta, que consideran el mejor acuerdo posible. Y rescatan, entre otros aspectos:

  • La dolarización de la deuda contraída en pesos. Ante la realidad de nuestra economía, con una inflación tan alta, mantendrían el valor de sus acreencias. Como referencia, se estableció el precio del dólar a la fecha de presentación en concurso, que era de 60,778 pesos, una considerable ventaja a la posibilidad de que se tomara el valor actual del dólar.
  • La oferta económica ofrece un pago inicial de 297 millones de dólares en efectivo. Eso se distribuiría en 30 mil dólares a cada uno de todos los acreedores, lo que dejaría resuelta la situación de 792 acreedores de menor monto sobre un total de 1700. Y el resto, recibirá un adelanto y un pago a un año en forma prorrateada.
  • Ofrece la capitalización de los saldos del total de la deuda mediante la entrega de acciones por el 95% del capital accionario de la compañía. De esta forma la participación accionaria de los actuales socios de Vicentin queda diluida a un 5%. Con un pago de final 165 millones de dólares a los 12 años, que se aplicará al rescate de las acciones.
  • El grupo oferente está formado por empresas de reconocida experiencia en el rubro. Cuentan para el gerenciamiento a profesionales de gran solvencia, conocimiento y prestigio en los negocios agropecuarios. Y tienen capacidad económica para afrontar el pago de las deudas y aportar el capital de trabajo necesario para la continuidad de la actividad.

                             

Cerrar un acuerdo sería importantísimo, puesto que los acreedores recuperarán de la única forma posible gran parte de su dinero, que no siempre se logra en este tipo de procesos. De otra forma, si no se obtiene la aprobación de las mayorías para obtener la homologación del acuerdo preventivo, estaríamos ante el peligro de un escenario engorroso: el cramdown.

Una alternativa que históricamente resultó un fracaso en nuestro país, con procesos que, generalmente, terminaron en quiebra y por ende en la liquidación de la totalidad de los bienes.  Esto conllevó el cierre de empresas y pesificación de las acreencias de los acreedores nacionales tal como fueron verificados.

Además, demanda mucho tiempo de gestiones judiciales. Según estimó en un informe la Sindicatura del caso, de ser exitosos todos los pasos, los trámites demandarían como mínimo 18 meses. Entrar en ese proceso, provocaría que a los 60 días terminarían los contratos de fasón vigente, con los que actualmente se solventa la actividad. Faltarían los recursos para asumir los costos fijos, y obviamente, no podrían pagar los sueldos a los trabajadores.

Por todas estas razones los productores que integran estas 35 cooperativas creen que la solución es lograr un acuerdo. La continuidad de la actividad de la empresa, con nuevos directores y gerentes, y la paz social, que tanto costó mantener durante estos dos años, son los objetivos que los alientan.

* Abogada, representa a 35 cooperativas en el concurso de Vicentín.