Según un informe recientemente publicado por el Banco Central la morosidad bancaria experimenta un ascenso sobre el total de los préstamos privados; en el caso de los préstamos al consumo, el aumento fue más pronunciado, trepando del 3,2% al 7,1% en la actualidad. Es visible la creciente dificultad de las familias para pagar sus deudas, la mayoría de ellas contraídas luego de la aparición de la pandemia COVID-19 destinadas a consumos corrientes, acompañada de una caída real de sus salarios que no pueden hacer frente a la escalada inflacionaria ni a los elevados intereses que engrosan las deudas originales.

Como se mencionara en los Informes de CERX -Centro de Economía Regional Y Experimental- prácticamente el 90% de las familias argentinas contrajeron deudas durante 2020, siendo más cuantiosas las no bancarias, tales como el pago de servicios, préstamos de familiares y amigos, impuestos, autos (plan y seguro), alquiler y expensas, educación, fiado en comercios. Las familias no se endeudaron para comprar electrodomésticos, lo hicieron para asumir sus gastos corrientes, para vivir y sobrevivir, por ejemplo, comprando alimentos o medicamentos. Pero parte de estas compras también fueron realizadas a través de herramientas bancarias.

Deudas bancarias

Siguiendo con los datos del Informe del Banco Central, actualmente son 13,4 millones los argentinos y argentinas que poseen algún tipo de deuda con los bancos. Los deudores con categoría 2 o peor (con atrasos mayores a 30 días) representaron el 7,7% del total de préstamos en junio, siendo el 8,1% en el caso de préstamos comerciales a empresas y el 7,1% en préstamos de consumo (personales y de tarjeta de crédito) destinados a personas físicas. Estos niveles eran en el semestre anterior del 5,5%, 6,8% y 3,2% respectivamente.

En los préstamos de consumo, las entidades identificadas como Otros Proveedores No Financieros de Crédito -OPNFC- (cooperativas y mutuales, empresas de venta de electrodomésticos y fintechs), la cifra de mora asciende al 13% sobre el total, respondiendo a una tasa de interés más alta (tasa nominal anual del 84%). De todos modos, los planes que ofrecen los bancos tradicionales tampoco escapan a la generación de una bola de nieve, con planes de refinanciación que significan pagar dos veces la misma deuda (con tasas del 52%).

Ahora bien, vale resaltar que el 54,1% de las personas que se endeudaron en los últimos tres años con entidades no financieras ya venían arrastrando deudas con los bancos (durante la pandemia, 15% de los titulares de tarjetas de créditos, unas 991.913 personas, perdieron las mismas por perder el carácter de “sujetos de crédito”, aunque la cantidad de plásticos en el mercado aumentó 7%). Cerrando este bloque, son 6,1 millones las personas que tienen deudas con las OPNFC (30% de la población económicamente activa del país) por un monto global de $195.000 millones.

Salir a flote

Como afirmara desde CERX, las familias se endeudaron desde inicio de la pandemia, para cubrir preferentemente sus gastos corrientes, acompañadas por una caída real de sus ingresos producto de un aumento sostenido de los precios (para Ecolatina, en ese sentido, el salario real formal cerrará este año con una caída promedio del orden del 3% y refinanciaciones que multiplican las deudas iniciales. La situación se agrava en el caso de las mujeres argentinas.

Respecto de 2021, según un estudio de la consultora D´Alessio Irol actualmente el 73% de las familias de clase media se encuentran endeudadas, siendo los destinos de las deudas: el 19 % se atrasó este año en el pago del préstamo/cuotas tarjeta, el 26% suponen que necesitarán tomar un préstamo para cubrir pagos atrasados y el 22% para cubrir gastos de reparaciones. La clase media, sobre todo los segmentos de mayor poder adquisitivo, fueron quienes más deudas asumieron con mayores facilidades de financiación a través de tarjetas de créditos (planes ahora 3, 6, 12 o 18).

Por otro lado, un estudio reciente de la Escuela Interdisciplinaria de Altos Estudios Sociales (Idaes) de la Universidad Nacional de San Martín sostiene que se recrudece este panorama para las mujeres en el país: la alta vulnerabilidad financiera es mayor en mujeres que en varones, en hogares con presencia de menores; cuando las mujeres son jefas de hogar y tienen menores a cargo pero ingresos altos demandan más préstamos a sus familiares y conocidos así como usan más tarjetas de crédito que sus pares sin menores a cargo. Sin embargo, son los hogares de menores ingresos liderados por mujeres los que más contraen préstamos en bancos, compra a fiado, piden préstamos a ANSES y créditos para monotributistas.

Es probable que este escenario de endeudamiento familiar se mantenga en el marco de reapertura y normalización de prácticamente todas las actividades económicas, y se contraigan más préstamos personales producto de las compras minoristas durante las fiestas y el consumo vinculado al turismo así como también para abonar las deudas pretéritas con las tarjetas de crédito.

*Doctora en Cs. Económicas. Economista especializada en sustentabilidad e innovación social. Docente e investigadora. Integrante de CERX

Más notas de

Belén Gomez

Créditos: crece la morosidad en las familias por la difcultad para pagar los préstamos bancarios

Los hogares de menores ingresos liderados por mujeres son los que contraen más préstamos en bancos, en Anses, para monotributistas y compran a fiado

Más notas de

Paridad en la Macro

Di Caprio, Netflix y "No mires arriba" sino para abajo: las claves para entender qué pasa en Chubut

El río Chubut y el debate sobre el impacto de la megaminería

El Presupuesto 2022 y las implicancias del rechazo al proyecto de ley

El Frente de Todos no pudo conseguir los votos para aprobar la Ley de Leyes para 2022

Créditos: crece la morosidad en las familias por la difcultad para pagar los préstamos bancarios

Los hogares de menores ingresos liderados por mujeres son los que contraen más préstamos en bancos, en Anses, para monotributistas y compran a fiado

No tengo dinero pero necesito viajar, el dilema en la Argentina post-pandemia

El plan PreViaje ayudó a movilizar la decisión de vacacionar

Criptomonedas: ¿una forma de ganarle al dólar y a los precios?

Criptomonedas: ¿una forma de ganarle al dólar y a los precios?

En las puertas de 2022, qué esperar de nuestra economía

En las puertas de 2022, qué esperar de nuestra economía

Elecciones 2021: dólar, inflación y salarios, ¿cómo influye la economía a la hora de votar?

El nuevo Congreso marca el humor social y económico

La industria que viene: nuevas medidas y desafíos

La industria que viene: nuevas medidas y desafíos

Indemnizaciones y leyes laborales: cómo crear empleo de calidad

Indemnizaciones y leyes laborales: cómo crear empleo de calidad

Empleo y precios: frente al avance liberal en las elecciones, los desafíos de la economìía social

La economía social Argentina emplea a más de 111 mil personas