En 2019 tuvo lugar el peor registro para el empleo argentino de los últimos 13 años, con desocupación del 10,6% a nivel nacional en el segundo trimestre. Un sótano laboral a la espera de un 2020 no idéntico. Cuánto mejor resultará el presente y cuándo aparecerán datos positivos es una incógnita. Aún con freno en la caída resta aguardar para la segunda mitad del año las señales positivas. Cualquier recuperación está sujeta a la economía. En los primeros días de la gestión del presidente Alberto Fernández se aplican prácticas heterodoxas pero que tienden a recuperar. De concretarse esa percepción la demanda laboral debería crecer. Hay dos pilares para ese incremento, uno en Vaca Muerta, energía y petróleo, para traccionar perfiles de ingeniería y mano de obra. El otro en la industria del conocimiento, un sector con 480.000 personas en actividad, y la posibilidad de sumar 500.000 trabajadores más para los próximos años. Las cifras de exportación aquí son alentadoras, casi u$s 6.200 millones, no obstante el paréntesis parcial a la ley específica, léase parte de una negociación, a nuestro criterio.

Para una demanda laboral positiva 2020 están este sector, energía/petróleo, tecnología y en menor medida agroindustria. Las dudas sobre la recuperación del trabajo incluyen una reforma laboral que viene siendo postergada por todos los gobiernos, ideologías aparte. Esa modificación implica renovar hacia un marco legal más inclusivo y moderno que permita incorporar formal fuerza laboral hoy excluída.

Tampoco suma que las pymes, que constituyen el 70% del empleo en el país afronten más dudas que certezas frente a medidas como la doble indemnización por 180 días en caso de despidos. El mercado laboral argentino es por historia heterogéneo con industrias que demandan talento, tecnología, perfiles de sistemas y más. Posee industrias con retraso en consumo, consumo de bienes durables, construcción, automotrices y otras. Para quienes buscan empleo diríamos mucha prudencia, expectativa y resilencia. Será un año duro con alguna recuperación que apreciamos, será muy ténue.

*Especialista en mercado laboral