El Gobierno se quedó sin margen para especular y seguir colocando culpas en los votos que no pudo sumar y en el espadeo discursivo con chicanas a la oposición. Ayer, por primera vez, tomó medidas en el sector donde debía aplicarlas y armó un anuncio que tuvo tres etapas consecutivas: la primera fue protagonizada por el ministro de Hacienda, Hernán Lacunza; los siguió el titular del Banco Central, Guido Sandleris, vía comunicado y luego llegó el guiño del FMI. Desde mucho antes de las PASO, en los círculos económicos y financieros se venía alertando acerca de las dificultades para el pago de los compromisos. La debilidad política en la que quedó sumida la gestión de Mauricio Macri, más por sus propios movimientos que por la diferencia electoral, adelantó los tiempos. Al final, se vio obligado a adelantar una decisión que debió haberle correspondido al próximo gobierno. En cierto modo, quitó algunas piedras del camino. "Sin comentarios", fue la indicación que transmitió el candidato opositor, Alberto Fernández. Los medios multiplicaban el anuncio que el presidente Mauricio Macri nunca hubiera querido hacer.

Ver más productos

Macri planea resolver la transición por decreto

Macri planea resolver la transición por decreto

El Papa no tiene previsto visitar Argentina en 2020

El Papa no tiene previsto visitar Argentina en 2020

Ver más productos