Varios años han transcurrido desde la sanción de FATCA (Foreign Account Tax Compliance Act), normativa a través de la cual el gobierno de los Estados Unidos requiere a las entidades financieras de todos los países llevar adelante procedimientos de debida diligencia y reporte a los fines de identificar cuentas de personas norteamericanas. El incumplimiento de estas disposiciones durante los últimos meses por parte de entidades financieras argentinas ha derivado en la aplicación de sanciones por parte de la Administración Fiscal Norteamericana (IRS).

A mayo del 2020 existirían 357.218 Entidades Financieras Extranjeras ("FFIs" por sus siglas en ingles) registradas y con acuerdos FATCA vigentes con el IRS. En Sudamérica el total de FFIs ascendería a 30954, de las cuales 1400 se encontrarían en Argentina y 27649 en Brasil.

Recordemos que la Argentina no ha celebrado un Acuerdo Intergubernamental con Estados Unidos ("IGA" por sus siglas en inglés) razón por la cual las FFIs Argentinas entran en un acuerdo directo con el IRS a los fines de cumplimentar con las disposiciones del Capitulo 4.

Sin embargo, en mayo 2020 el total de Entidades Financieras Extranjeras (FFIs) argentinas registradas descendió a 1400. Si se compara la cantidad de registraciones de ese período con aquella que corresponde a diciembre de 2019 se observa que se habría dado de baja el registro de 75 entidades argentinas mientras que se habrían registrado 34 nuevas durante esos meses.

Esta reducción en el número de FFIs durante ese período (i.e. 75 entidades en total) se explica en parte por sanciones de baja de GIIN (Global Intermediary Identification Number) que fueron aplicadas a finales de diciembre por parte del IRS a entidades que no cumplimentaron con algunas de las obligaciones del régimen FATCA.

Obligaciones FATCA

En general, bajo el Acuerdo con el IRS (en adelante "Acuerdo FFI"), se requiere a las FFIs determinar las cuentas financieras que son de titularidad de una persona norteamericana. Para ello se debe cumplimentar procedimientos de verificación y debida diligencia, remitir informes anuales al IRS sobre esas cuentas reportables, sobre los titulares de cuentas recalcitrantes, o FFIs no participantes. Deben además dar cumplimiento con las solicitudes de informes adicionales al IRS; y en su caso aplicar una retención del 30% en determinadas rentas de fuente estadounidense respecto de cuentas recalcitrantes o FFIs no participantes.

Asimismo, en el marco del Acuerdo FFI el Oficial de Cumplimiento designado, debe periódicamente remitir al IRS Certificaciones de Cumplimiento FATCA. Existen dos tipos generales de certificaciones: una de cuentas preexistentes de una entidad ("COPA" por sus siglas en ingles) y otra que se relaciona con el cumplimiento de la entidad respecto de varias obligaciones, políticas y procesos de FATCA (Certificación Periódica).

El control de las Certificaciones y sanciones

Las certificaciones deben efectuarse en forma online desde el Portal FATCA al cual se accede con una clave propia de la FFI. Las certificaciones implican evaluar el cumplimiento, responder a diferentes preguntas y brindar información respecto de los procesos y eventos ocurridos durante el período de certificación.

Durante el año 2019 se efectuaron notificaciones a FFIs Argentinas respecto de eventos de default detectados en la preparación, emisión y/o en los resultados de las Certificaciones. Un número considerable de estas entidades que no subsanaron los incumplimientos fueron sancionadas a finales de diciembre con la baja del registro y del GIIN.

Sanciones

Una sanción de este tipo no solo afecta la reputación de la institución financiera frente a los intermediarios internacionales que se encuentran arriba en la cadena de custodia, sino que los hace pasibles de retenciones del 30% sobre renta que puede encontrarse exenta de impuestos en los Estados Unidos (ejemplo "interest portfolio" exento bajo el Código de Renta Norteamericano).

Las FFIs sancionadas con la baja del GIIN deben, dentro de los siguientes 30 días, informar dicha circunstancia a cada agente de retención del que recibe pagos de fuente norteamericana y a cada institución financiera con la que mantiene una cuenta. Asimismo, estas FFIs no pueden volver a registrarse para obtener un nuevo GIIN a menos que reciban la aprobación por escrito del IRS.

El procedimiento a seguir a los fines de solicitar el restablecimiento del GIIN requiere brindar una descripción pormenorizada de las razones por las cuales se incumplió con las obligaciones, además de la implementación de un plan de remediación para evitar que en el futuro sucedan situaciones semejantes3. El pedido de restablecimiento es evaluado en cada caso por el IRS y su decisión notificada en el transcurso de un mes.

Extensiones de fechas de vencimiento en virtud del COVID-19

Por último, cabe recordar aquí los plazos de vencimiento de obligaciones FATCA de este año considerando las medidas adoptadas en virtud del COVID-19:

Extensión para las certificaciones FATCA: el IRS otorgó una extensión automática hasta el 15 de diciembre para remitir certificaciones FATCA para todas las entidades cuya fecha de vencimiento original operaba 1 de Julio 2020.

Extensión del plazo para el reporte de información anual: Dicho plazo también fue prorrogado desde el vencimiento original (31/3/2020) al 15 de Julio del 2020, sin necesidad de remitir solicitud alguna.

Extensión para las certificaciones de Intermediarios Calificados (Capítulo 3): es dable recordar también aquí que el IRS otorgó una extensión automática hasta el 15 de Diciembre para remitir certificaciones o solicitudes de waivers para QI/WP/WT cuya fecha de vencimiento del plazo operaba 1 Julio 2020.

Bajo este nuevo escenario de transparencia fiscal e intercambio automático de información financiera, las FFIs Argentinas deben adoptar las medidas para el correcto y oportuno cumplimiento de las obligaciones. El IRS continúa avanzando con el control del cumplimiento de las disposiciones FATCA y ya aplicó sanciones efectivas a FFIs Argentinas. Una sanción por incumplimientos del régimen FATCA no solo afecta a la entidad financiera sino que puede repercutir en sus propios clientes.

*Abogados