En sus primeros dos años de gestión, Cambiemos sorprendió a propios y extraños: contra todos los pronósticos se mostró más sólido en la construcción política que en la gestión económica. Ayer dilapidó buena parte del capital acumulado e hizo trizas esa valoración.

El paquete de reformas fue negociado con quien debía negociarse (los gobernadores) y con eso alcanzó para la aprobación en el Senado. Llegó a la sesión en Diputados sumando beneficios de último momento a las provincias para asegurarse la sanción. El Congreso había quedado sitiado el miércoles por la noche. En la Rosada sabían que iba a haber violencia en las calles tras la votación. Todos los costos estaban calculados y había disposición a pagarlos. Pero se mancó en el recinto. Y no alcanza con echarle la culpa a la oposición. El fracaso es todo propio. Encontró un límite por primera vez, avivó a la oposición, generó debilidad donde no la había y volvió a poner a Carrió enfrente ante la amenaza de un DNU. Demasiado para una sola jornada.

Más notas de

Gabriel Buttazzoni

Alberto toma nota de las deserciones que sumará si abraza las banderas de Cristina

Alberto toma nota de las deserciones que sumará si abraza las banderas de Cristina

Espantando fantasmas Alberto abrió la etapa política de la pandemia

Espantando fantasmas Alberto abrió la etapa política de la pandemia

Proponen subsidiar el uso de la bicicleta para ir a trabajar

Proponen subsidiar el uso de la bicicleta para ir a trabajar

La claudicación del Estado

La claudicación del Estado

Alberto combina el teorema lírico de Gorosito con la premisa terrenal de Mostaza

Alberto combina el teorema lírico de Gorosito con la premisa terrenal de Mostaza

El transporte público es el principal obstáculo para ablandar la cuarentena en el AMBA

El sistema urbano de trenes cuenta con 64 formaciones en total

Fernández apela a la responsabilidad para no dictar el estado de sitio

"El contagio va a ocurrir, pero si nos quedamos en casa va a ser más lento"

La guerra

Como en la guerra de Malvinas, la tragedia volverá a pasar sin permiso con el coronavirus

Un discurso científico

Un discurso con tono académico

Casi sin darnos cuenta

Casi sin darnos cuenta