Argentina está atravesando una dinámica compleja, con reservas que no son ideales para una economía emergente. El cepo, si bien ayuda a contener las reservas, también es un subsidio a la importación y no fomenta la exportación. Esa dinámica juega en contra.

Tras tantos años de déficit fiscal, la gente demanda dólares como forma de ahorro. O emitís pesos para cubrir el déficit o tomás deuda, pero en algún punto, Argentina y los ahorristas entienden que la moneda dura es la mejor. Hoy en día, entre 1.000 y 1.200 millones de dólares se están yendo por ahorro. El superávit, que se había logrado en la era Macri, ahora está en los 1.500 millones de dólares. Lo que está pasando es que ese superávit que tenías, ese colchón de dólares, se te está yendo o lo estás financiando a través de la gente que compra dólares.

Deberán sincerar esa cuenta, es algo básico, y entender que lo que entra, se va por otro lado. El BCRA está en una dinámica de emisión monetaria, aunque este último mes lo hizo más lento, pero tiene déficit y hubo una expansión del gasto social, entre otros  y eso es lo que se tiene que financiar (o por deuda o por emisión monetaria).

Sobre el canje, creo que el resultado fue positivo para el país, porque pudo reestructurar su deuda sin holdouts. Después hay que entender las formas y cómo se hizo, que es otra cosa. Hay otros casos como Ucrania, Grecia, Uruguay o Ecuador, cuya deuda tiende a ser favorable para el ahorrista, que se han negociado bajo planes económicos muy estrictos, que exigían ciertas condiciones: se bajaba déficit, inflación, estimaciones de crecimiento.

 

Para poder entender el recorrido posible de los bonos hacia adelante, uno tiene que poder comprender qué plan económico. Podremos hablar de cuánto están las paridades, pero sin plan económico, no hay estimaciones, sino especulaciones. Eso le falta a Argentina hoy. Tendremos el presupuesto 2021 en los próximos días y esperamos conocer un poco la dinámica de este gobierno,  y lo mismo vendrá por intermedio quizás de un tercero: el FMI que es el primer acreedor de Argentina, y que va a exigir un plan económico para ver hacia dónde vamos.

 

Por último, en cuanto al tipo de cambio, el Gobierno sostiene que  no van a devaluar. El BCRA rompió las reservas netas de los 10.000 millones. Es un target psicológicamente muy significativo para el mercado. Si excluís oro, estarían en los 5.000. Y como cuenta rápida, como dijimos, se nos van 800- 1.000 millones en ahorristas que compran todos los meses.

 

Devaluar es una cuestión política. Ellos tienden a retrasar el TC. Habrá que ver si formalizarán otro tipo de cambio (como el financiero). Hoy la matemática es simple, y presiona a una devaluación. Mientras tanto, podrán subir los encajes, limitar aún más el dólar ahorro (serán, quizás, 100 o 50 por mes). Es decir, podés estirar la devaluación, pero  en algún momento se tiene que sincerar. Cuanto más lo estires, más tendrás que luchar contra la brecha. Hoy el CCL está priceando las expectativas de tanta emisión monetaria.

 

*Jefe de Estrategia de PPI