¿Y si no es sólo Techint la única que renuncia a la Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción (ATP)? La siderúrgica sostuvo que no se acogerá al programa en mayo que devolverá el monto de abril porque cambiaron las condiciones desde que lo solicitó y se lo aprobaron hasta la fecha.

En la compañía que timonea Paolo Rocca sostuvieron que se debe a lo que el sector privado ya denomina “nuevo cepo al dólar”; es decir restricciones financieras para los próximos 24 meses con las que la empresa no podrá cumplir porque tiene estándares y compromisos internaciones asumidos antes de la pandemia mundial sobre el modo en que contrata sus insumos importados o negocia sus créditos internacionales para operar aquí y ampliar sus plantas en el exterior.

No es un argumento aislado. Es cierto que en el caso particular de esta empresa hay tensiones políticas porque quiso cesantear a 1.500 operarios en el inicio de la cuarentena obligatoria. (Hubo luego marcha atrás sólo después de que el propio presidente, Alberto Fernández, condenó la decisión y gracias a un DNU que suspende los despidos). También habría temores por el proyecto de la diputada del FdT Fernanda Vallejos que propone que el Estado (este Gobierno en realidad) se quede con parte de las acciones de las empresas a las que ayudará a surfear la crisis, excepto las pymes.

Lo cierto es que ya hay otras industrias que avisaron en Balcarce 50 que seguirán los mismos pasos y por “las mismas razones técnicas”. Es decir, el “nuevo cepo” no les permitirá importar insumos o bienes que en este momento resultarán claves para retomar la producción nacional de varias líneas. Por ejemplo, los electrodomésticos que, de la mano de sus previos acuerdos comerciales con grandes cadenas lograron vender todo el stock que venían acumulando desde mediados del año pasado gracias a la venta digital que en mayo rompió todos los récords. Hubo empresas que el mes pasado vendieron on line más que lo que habían vendido en el hot sale del año pasado mediante el mismo canal de venta. ¡De locos, pero real¡ En medio de la crisis también hay oportunidades y clientes que aún pueden comprar con alto poder adquisitivo. No son la mayoría, claro está.

Lo que le pasa a este sector ahora es que deben recuperar stock en junio y julio porque, justamente se viene un nuevo hot sale que nadie puede darse el lujo de perder en medio de tamaña crisis y desplome en las ventas. Prometen descuentos de hasta 35% en algunos productos y hasta 12 cuotas sin interés.

Para eso, muchos fabricantes locales de cocinas, lavarropas, secarropas locales necesitan importar insumos, o incluso equipos terminados más sofisticados (incluso los que aquí no se fabrican). En su mayoría se importan de Brasil, representan un puñado del total de ventas pero son productos de alta gama y por lo tanto con sus abultadas ventas en pesos, los locales sostienen los gastos de la producción nacional (sueldos y empleados en sí mismos).

Está en la lista de espera de la próxima flexibilización en la provincia de Buenos Aires donde ya se tramitan cerca de 50 nuevos permisos para plantas ubicadas en el corazón de las zonas más ásperas en materia sanitaria y económica como La Matanza y San Martín.

Rubros esenciales

Muchas alimenticias, es decir aun en los rubros esenciales, estarían por tirar sobre la mesa los ATP porque las que dependen de la importación de cacao, azúcar que cotizan en el mercado internacional estarían en situación similar y aquellos que aun formando parte de un rubro esencial le proveen a bares, confiterías, restaurantes u hoteles no tendrían chances de seguir con las nuevas condiciones de estos programas que, por un lado flexibilizó el acceso pero que, por otro, complicó las ecuaciones financieras y de comercio exterior para las compañías.

El malestar en el sector privado es tan pero tan grande que el “nuevo cepo cambiario” unió a la industria y el campo en el espanto. Tanto la Unión Industrial como la Mesa de Enlace y el complejo agroindustrial a pleno, que recientemente se habían cruzado por la negociación de la Argentina y el Mercosur con Corea del Sur, ahora se pusieron inmediatamente en la misma vereda y lanzaron comunicados durísimos alertando por el impacto de la decisión del BCRA en las compañías y en este momento.

Antes de esos documentos públicos, todos avisaron en el Banco Central, cuyo titular Miguel Pesce, tuvo cruces telefónicos y virtuales en todos los formatos al rojo vivo con los más poderosos empresarios del país. Los acusó de especular en el peor momento de la crisis. Los empresarios no se quedaron atrás con sus calificativos. En definitiva, hubo álgidos cruces en esas extensas charlas que no podrían calificarse precisamente como “charla de caballeros”.

Por último, la posibilidad de que las empresas empiecen a renunciar a la ATP es real por esta horas y preocupa muchísimo en la CGT. También enciende alertas en la careta laboral, que conduce Claudio Moroni, porque temen que si esto efectivamente avanza impacte sobre los actuales puestos de trabajo y haya más presión sobre el empleo. Nadie quiere esto en el Gobierno, en un momento en que la cuarentena debe extenderse en el AMBA y el costo político de esa decisión se visibiliza cada vez más.

Más notas de

Alejandra Gallo

El "pico" de rumores económicos superó al sanitario

El "pico" de rumores económicos superó al sanitario

Empresarios ya están recalculando el presupuesto. ¿Se achica la torta de la economía argentina?

Economía argentina: ¿se achica la torta?

Inflación: la maldita tasa de dos dígitos

Inflación: la maldita tasa de dos dígitos

El Presidente selló su alianza productiva con la industria

El Presidente selló su alianza productiva con la industria

Un Día de la Industria muy sombrío

Un Día de la Industria muy sombrío

El consumo: la vedette del Presupuesto 2021

El consumo: la vedette del Presupuesto 2021

El "pico" de la crisis económica ¿ya pasó?

El "pico" de la crisis económica ¿ya pasó?

Una bocanada de aire fresco, aunque con barbijo

El presidente con los integrantes del Consejo Agroindustrial

Argentina, aferrada al podio de la tercera economía latinoamericana

todesca bocco gab economico gc

Los empresarios y la CGT quieren ganarle de mano a la política

Los empresarios y la CGT quieren ganarle de mano a la política