En el Ministerio de Trabajo, que conduce Claudio Moroni, ya trabajan en un paquete de medidas laborales que apuntan a ponerle un cepo al desempleo 2021. Entre las más importantes figuran un modelo nuevo de contribuciones patronales que apunte a menores cargas laborales para los nuevos puestos de trabajo que sean ocupados por jóvenes, mujeres y pobres y también analiza un esquema de vuelta al trabajo presencial en sectores que aún están haciéndolo a distancia pero siempre que la situación sanitaria lo permita. Eso comprendería entre el 20% y el 25% de quienes hoy mantienen licencias que le permiten el trabajo a distancia. También se le ponen muchas fichas en el equipo de la  cartera laboral y en la CGT a la prórroga de los Repro, que tendrán las mismas características actuales pero con requisitos más flexibles para las pymes.

En la concepción de Moroni, en materia de empleo esta crisis es peor que la del 2002; sin embargo hay algunos datos que le dan optimismo al ministro: según sus cálculos el 94% de  los sectores cerraron paritarias, se convocó al Consejo del Salario Mínimo en plena pandemia y en los últimos tres meses entre reinscritos y nuevos monotributistas, computa 136.000 nuevas altas y una casi imperceptible suba del empleo privado del 0,1% en la industria manufacturera en el último mes. En materia de empleo, para Moroni, lo peor ya pasó aunque en el horizonte sabe que se le vienen turbulencias; por eso el impulso que se le da a la construcción junto con los gremios porque es ahí donde el Gobierno focaliza el corazón que latirá la reactivación. Para los empresarios, lo peor está por venir

Este menú para sostener el empleo fue confirmada por el ministro en un encuentro con los empresarios del CiCyp (Consejo Interamericano de Comercio y Producción) que preside Daniel Funes de Rioja pero donde también participaron en un mano a mano virtual y otro a “puertas cerradas” Miguel Acevedo. presidente de la UIA; Javier Bolzico presidente de ADEBA; Mario Grinman presidente de la CAC; Adelmo Gabbi, en representación de la Bolsa de Comercio de Buenos Aires y Miguel Marconi, vicepresidente tercero de la COMARCO.

Para los referentes del sector privado el paquete laboral se quedaría corto. Esperarían que el Gobierno lance un blanqueo laboral, al que tanto Moroni como Mercedes Marcó del Pont en la AFIP, le sacaron la roja. Moroni fue sincero con la  mesa chica empresarial: “Ninguna posibilidad, olvídense, ninguno dio mucho resultado”. Hubo otro bochazo para las expectativas empresariales respecto del 2021 en materia de empleo: No habrá , tampoco, ninguna reducción de cargas patronales, salvo las mencionadas como excepción (nuevo empleo para jóvenes, mujeres y pobres). Aquí, Moroni también les confió que quien tiene que la lapicera roja para tachar todo tipo de posibilidad en ese sentido es el ministro de Economía, Martín Guzmán, quien enfrentará múltiples presiones para achicar el rojo fiscal y acercarse al equilibrio en las cuentas públicas.

Para el Gobierno haber suspendido los despidos es más que haber evitado la pérdida de un puesto de trabajo, la lectura en la cartera laboral es que al despedir, se rompen otros contratos y también se desarman unidades productivas que deben mantenerse en pie para el momento en que la rueda comience a funcionar. Por eso para Moroni se vendría un 2021 que replique y amplifique acuerdos similares a los que sellaron este año la UIA y la CGT. En especial en lo que tenga que ver con la capacitación y recuperar oficios pero ahí habría nuevos condimentos: agregarle sectores y regiones.

La apuesta a los municipios

La cartera laboral se recostará y mucho en la tarea de los municipios para reconstruir el empleo, ahí seguramente hará lo suyo la política de cara a las próximas elecciones legislativas y la CGT, que trabaja en perfecta sintonía con el ministro Claudio Moroni y “banca” al funcionario.

Lo que imaginan en Trabajo apunta a acuerdos por productividad, algo que para el empresariado es música para sus oídos. Sin embargo, no estarían pensando en el mismo significado. Es decir, productividad no, en este caso, únicamente asociada al aumento de producción sino también de la mano de una mayor participación de los trabajadores y de más capacitación de oficios que se han perdido y, en ese sentido, queda claro que la situación iría por seguir sumando participación de los sindicatos en esos nuevos acuerdos, algo que la mayoría del empresariado considera abusivo en cuanto a la injerencia de los gremios en las actividades, como ocurrió con la ley de teletrabajo cuya reglamentación aliviaría parte del malestar de las compañías por la nueva ley.

Una reciente encuesta del Observatorio Pyme y de KPMG reveló que el 65%de las empresas con menos de 800 empleados adoptará el trabajo remoto de modo parcial o total durante el 2021, eso involucra a un universo de 385.000 empresas que registran unos 2,3  millones de puestos de trabajo. Y, si bien el 30% consideró que esta situación ayudará a abaratar costos y otro 17% que disminuirá gastos de alquileres de oficinas; un 14% remarcó que teme que esta situación eleve el riesgo potencial de conflictos laborales. Como siempre pasa: hay una mano de cal y otra de arena.

Entre las medidas que imaginan en la cartera laboral figura el fortalecimiento de los convenios colectivos durante el 2021, un año en que los referentes de las compañías más poderosas del país creen que aún no se vio lo peor en materia del impacto de la recesión doméstica y la pandemia en los puestos de trabajo porque se vislumbra una estrepitosa caída en la inversión.

Más notas de

Alejandra Gallo

IFE y ajuste: prendiendo una vela a Biden para no recortar ayuda social

Janet Yellen, designada como secretaria de Estado

Inflación 2021 y la bomba de un 4% mensual

Inflación 2021 y la bomba de un 4% mensual

Paro del campo, pre pagas e inflación: un cóctel explosivo para el comienzo del año

Paro del campo, pre pagas e inflación: un cóctel explosivo para el comienzo del año

Dólar, tarifas y FMI: el Gobierno va por la revancha

Dólar, tarifas y FMI: el Gobierno va por la revancha

Vidal reapareció en un acto en Lanús y el PRO arma su liga de intendentes

Sin Mauricio Macri, crece un grupo del Pro pensando en las elecciones

El paquete laboral de Moroni, sin blanqueo ni rebajas patronales

El paquete laboral  de Moroni, sin blanqueo ni rebajas patronales

Radiografía 2020, sector por sector

El año de la pandemia, un año para el olvido

La CGT y la UIA ya escribieron sus cartas de Navidad

La CGT y la UIA ya escribieron sus cartas de Navidad

Un break en la Economía, pero sólo para encarar un complejo 2021

Un break en la Economía, pero sólo para encarar un complejo 2021

Miradas de póker y una foto que no pudo ser en la reunión de Guzmán con AEA

Miradas de póker y una foto que no pudo ser en la reunión de Guzmán con AEA