Desde julio del 2015 se encuentra en proceso de incorporación al Mercosur el Estado Plurinacional de Bolivia. La crisis institucional que desembocó en la salida del hermano país de Evo Morales está llegando a su fin. Las complicaciones  previas y los intentos de perpetuación de Morales, y otras complejidades domésticas de los socios fundadores del bloque regional que, en agosto del 2017 suspendieron al régimen de Maduro del grupo, no permitieron llegar a cumplir con todos los ajustes normativos necesarios para que Bolivia se integre de pleno a la estructura institucional mercosureña en la fecha acordada.

Como crítico que fui en ocasión de la suspensión de Paraguay, para facilitar el acceso de Venezuela que permitió saltear la unanimidad que corresponde a la consideración de incluir nuevos socios al bloque, ahora juzgo indispensable la homogeneización y aprobación venezolana a la inclusión completa de Bolivia, claro que,  luego de elecciones libres y democráticas en la devaluada república bolivariana.

Cuando el próximo domingo asuma la primera magistratura de la plurinacional Bolivia, Luis Arce no habrá elegido ni definido el protocolo que se aplicará a su juramento, tampoco sus invitados. Ordenados como actos de despedida, antes que bienvenidas, somos pioneros en impostar escenas dramáticas en los cambios de mando presidenciales.

A pesar de estas caricaturescas pinturas sudamericanas, lo cierto es que la intensidad de la agenda y la selección protocolar de las actividades de los jefes de Estado de cualquier país del mundo, se imprimen en las funciones del poder según la clasificación que nos legó el administrativista alemán Otto Mayer, y entre ella, la que llamó función gubernativa.

Una suerte de transversalidad que aparece cruzando la división tradicional de los tres poderes del Estado, y que se escapa del control judicial al entenderse ceñida al ámbito de discrecionalidad del poder. Los gestos, declaraciones periodísticas, simpatías, actitudes, presencias y ausencias de los altos funcionarios legislativos, judiciales y ejecutivos se encuentran fuera del sistema del control judicial.

Las ausencias a esos combios de Bolsonaro, de Fernandez o Lacalle Pou son decisiones de sus fueros más íntimos y absolutamente libres de ningún tipo de control judicial.

Las de Luis Arce, a partir de su toma de posesión también. Allí veremos el real abordaje de su posición con el chavismo y su voluntad de profundizar y concluir el proceso de integración al Mercosur. Lejos de suponer y festejar que su definición importe un emparejamiento de las relaciones interbloque, el gobierno argentino deberá internalizar que la recta final del acceso de Bolivia trasciende un gobierno, aún ante la catarata de votos que devolvieron al MAS a ese gobierno.

Ni Abdo será el juez, ni Bolsonaro y Lacalle Pou los fiscales. Necesitamos más la vuelta a la normalidad democrática en Venezuela y una integración profunda de la región que la vacuna del COVID. Hay que aceptar las diferencias de signos, y también la aparición de las “olas” ideológicas que no siempre representaron intereses comunes de los ciudadanos, respeto por el orden democrático y comprensión de los intereses geopolíticos que deben informar las políticas públicas regionales.

Esperamos con ansiedad y especial atención el primer discurso de asunción de Arce. En el largo plazo será más importante aún que el resultado del martes en el norte.

Aunque usted, no lo crea.

Más notas de

Alberto Biglieri

Recaudación, ajuste y financiamiento: un año desbalanceados

Desbalanceados

PPP y cuánto hablamos de seguridad jurídica

PPP y cuánto hablamos de seguridad jurídica

Lunes puente

Lunes puente

Twitter, Trump y jubilación. El reino del revés (Parte II)

Twitter, Trump y jubilación. El reino del revés (Parte II)

Vamos a ver cómo es, el Reino del Revés(Parte I)

Vamos a ver cómo es, el Reino del Revés(Parte I)

El protocolo presidencial (boliviano) y una semana internacional

El protocolo presidencial (boliviano) y una semana internacional

Inversiones inmobiliarias, blanqueo y seguridad jurídica

Inversiones inmobiliarias, blanqueo y seguridad jurídica

Dólares, yuanes, reales y euros: el ahorro y la Justicia

Dólares, yuanes, reales y euros: el ahorro y la Justicia

Epílogo Pandémico

Epílogo Pandémico

Síndrome de Estocolmo

Síndrome de Estocolmo