"Dinamitado", con esa palabra afirman los especialistas que recibirá el gobernador electo Axel Kiciilof el balance del banco mas importante de la provincia de Buenos Aires.

La preocupación mas grande entre los economistas que comandan el traspaso y la transición con la gobernadora saliente Maria Eugenia Vidal son los faltantes que hay por las promociones en los supermercados y el déficit para pagar la caja de los jubilados, dos desembolsos que evaporaron de las arcas del banco casi 17.000 millones de pesos.

Lo cierto es que los cuatro referentes elegidos por Kicillof para administrar la transición (Carlos Bianco, Augusto Costa, Agustina Vila y Federico Thea) conocen a la perfección las cuentas del BA PRO. Y saben que uno de los errores que mas daño al banco de la gestión de Vidal fue el uso recurrente de promociones del tipo "Super 50" -con un costo estimado para el Banco de casi 8.000 millones de pesos en 2019- y la reforma previsional que impulsó Vidal (Ley 15.008), donde se transfirió al banco el déficit de la caja de jubilados con un costo de $9.000 millones.

Entre otras cosas, preocupa también el aumento de la mora y los créditos UVA. Y es que el BA PRO hoy tiene cerca de unos 17.000 clientes con créditos UVA otorgados, y aunque la morosidad de los créditos es poca -la mayoria se devengan automaticamente vía cuenta sueldo- muchos de los expertos contables de la entidad ya pasan a perdida esos créditos, que consideran que deberán recibir el salvataje del estado Nacional para que no se conviertan en una carga impagable para los clientes.

Lo que sí preocupa y mucho es el aumento de la cartera en situación irregular del BA PRO, que llegaria casi al 8% a fin de 2019, duplicando casi el total del sistema y de los bancos públicos en general. El "clavo" que más impacta en las cuentas se debe a la situación de crisis Molino Cañuelas y el mayorista de legumbres Las Martinetas.

Para más adelante quedará la transición de la dirección del BA PRO, que es dirigido por un directorio, compuesto por el Presidente Juan Curutchet y Carlos Perez (los dos con filiación política política del PRO) , y 7 directores (donde 4 son de la oposición: Juliana Di Tullio -Union Ciudadana-, Mario Meoni y Sebastian Galmarini - Frente Renovador- y Andres Vivaldo -PJ-). Los otros tres son Mariano Biondi, Felipe Hughes ( PRO) y Diego Rodrigo ( UCR). Todos los directores deben ser designados por el Ejecutivo con acuerdo del Senado, Los mandatos son por 4 años, por lo tanto no es claro cómo sería la renovación a fin de 2019. Y menos aún quien será el director del Banco Provincia, entre quienes suenan los ex ministros Silvina Batakis y Julián Domínguez.

Ver más productos

Macri planea resolver la transición por decreto

Macri planea resolver la transición por decreto

El Vaticano contra “la manipulación de la religión”

El Vaticano contra “la manipulación de la religión”

Ver más productos