Desde el momento en el que el Gobierno dijo que iban a ir un millón de personas y accedió a que durase 10 horas, era evidente que algo iba a salir mal

La primera mitad del evento que ningún periodista quisiera tener que cubrir, el velorio de Diego Armando Maradona, transcurrió con relativa normalidad. Hasta media mañana, hacer la cola de punta a punta llevaba poco más de una hora. La situación comenzó a desbordarse al mediodía, cuando dentro de todo parámetro esperable llegó la mayor parte de la gente: cada 15 minutos la fila se alargaba una cuadra.

Alrededor de las tres de la tarde, el acceso a la Casa Rosada se cortó, luego de al menos dos estampidas, desmanes en la 9 de Julio, gente corriendo adentro del Salón de Los Patriotas Latinoamericanos y alguno que otro tirándosele encima al féretro.

La fila dejó de existir, al igual que un par de metros de la reja de ingreso a la Casa de Gobierno, que terminó custodiada por decenas de efectivos de la Gendarmería y la Policía Federal. En el Patio de las Palmeras, las fuerzas de seguridad tiraron gases lacrimógenos para expulsar a los que se habían colado.

En Avenida de Mayo y 9 de Julio, la Policía de la Ciudad reprimió con más gases y balas de goma cuando se anunció que se cerraba el ingreso a la fila y unas diez cuadras de gente, en su mayoría venida desde lugares más o menos lejanos del conurbano, se enteró de que debería volverse sin despedida alguna.

De paso, la pandemia de coronavirus parece haberse suspendido en Argentina por un día. A lo largo de toda Avenida de Mayo fue difícil llegar a ver más de dos agentes policiales. Ninguna autoridad se acercó para pedir distanciamiento y los primeros empleados del Ministerio de Salud aparecieron para dar alcohol en gel recién en Yrigoyen y Defensa. Aunque si algo se podía prever es que iba a haber personas alcoholizadas y gritando a viva voz, el operativo sanitario brilló por su ausencia.

Al ingresar al subte en el barrio de Almagro, dos policías se limitaban a mirar a unos metros de distancia cómo la gente pasaba los molinetes sin enterarse jamás de si tenían permiso de circulación. Lo que empezó como una entendible actitud de administrar lo mejor posible una situación de hecho, terminó en una inexplicable desidia de parte de todas las autoridades. 

En un par de horas, el deseo de poder darle su merecido adiós al mejor futbolista del siglo se transformó en la súplica de que no hubiera heridos o algo peor.

La familia puede haber tomado una decisión desacertada en un momento de inmenso dolor, pero los culpables de negligencia no son ellos. Hasta ahora, no hubo más que pases de factura entre Nación y Ciudad, sin el menor atisbo de asumir ninguna responsabilidad por parte de nadie.

Un colorido e histórico homenaje popular con diversos orígenes, clases y camisetas como el país no veía hace 10 años, quedó opacado por una inexistente organización justo cuando Argentina, como siempre quisimos, volvió a ser el centro del mundo. Perdón, Diego.

Más notas de

Javier Slucki

Afirman que se está moderando el crecimiento de la segunda ola

La circulación se prohibió en el AMBA entre las 20 y las 6 de la mañana con el objetivo de bajar la curva de casos

Argentina es uno de los cinco países del mundo que produce la Sputnik V

Argentina también fue el primer país de América latina en aprobar el uso de la Sputnik V, en diciembre pasado

La vacuna de AstraZeneca y los casos de trombosis: ¿Qué debería hacer Argentina?

En Europa se registraron 18 víctimas fatales de trombosis entre 25 millones de inoculados con la vacuna de AstraZeneca

Segunda ola: Alberto Fernández y Horacio Rodríguez Larreta se reunirán el sábado

La relación política entre Fernández y Larreta se resintió tras el conflicto por los fondos de coparticipación

¿Qué pasará con el turismo interno luego de Semana Santa?

El turismo interno fue habilitado, con protocolos, junto con el paso del aislamiento al distanciamiento

Vacunas: ¿De qué hablamos cuando hablamos de eficacia?

Actualmente hay tres vacunas contra el coronavirus en Argentina: la Sputnik V, la de AstraZeneca y la de Sinopharm

Alberto Fernández: "Cuando quieren hacerme claudicar, yo pienso en San Martín"

Fernández llegó a Corrientes desde Misiones, en donde aterrizó de regreso a su viaje a México

Vacunatorio VIP: renunció Ginés González García y será reemplazado por Carla Vizzotti

Vizzotti conduco el proceso de compra de vacunas

La muerte de Menem y la disputa por su herencia política

Menem gobernó más años consecutivos que ningún otro presidente en la historia argentina

Vuelta a clases en CABA: cómo es el protocolo para el uso de transporte, punto por punto

El Ministerio de Transporte porteño anunció que alumnos, docentes y no docentes tendrán prioridad para usar el transporte público