Con su agitada agenda, podría decirse que octubre parece el cierre de este dramático 2020.  Efectivamente con el acto del 17 de octubre que prepara la CGT en apoyo al presidente Alberto Fernández y el 56 Coloquio de IDEA, los tres días previos, la agenda de este año parece cerrada. La sensación de que este año tan peculiar y bisagra está cerrado tiene que ver con la confirmación de algunas proyecciones económicas que ratificaron lo peor.

La pobreza aumentó en el primer semestre de este año un 40,9%, como acaba de comunicar el INDEC. Es decir 18,5 millones de argentinos viven en la pobreza y otros 4,8 millones admiten que pasan hambre porque son indigentes y no tienen para comer. Es el dato más demoledor desde 2004. Una patada en el pecho para todos los argentinos que, lastimosamente será una bicoca comparada con la próxima medición oficial, que tomará la segunda parte de este año perdido. Es casi como decir que la mitad de la población sostiene con sus impuestos a la otra mitad que no tiene la oportunidad de tener empleo formalidad.

Este es el dolorosísimo nuevo mapa de la Argentina. El PBI seguirá en picada, algunos creen incluso que lo peor aún no llegó. Y con el Presupuesto  2021 en tratamiento en Diputados quedaron despejadas las dudas en torno a dónde saldrán los recursos para el año próximo: aumento de tarifas y más  impuestos.

Esta es la lectura que hace el sector privado en su mayoría, con ninguna o mucha afinidad con el Gobierno pero en esto, no hay matices, coinciden todos. Como señaló el economista Federico Poli, ex timonel del BID y radicado en Francia, en uno de sus trabajos sobre las pandemias y sus efectos en la economía, “lo que se agudizó en la Argentina es la desconfianza y los desequilibrios” y destacó que el desafío del Gobierno en el corto plazo “es estabilizar le economía reduciendo la inflación  a niveles compatibles con la reactivación para generar empleo y poder bajar así la pobreza”.

El Banco Central, conducido por Miguel Pesce, ratificó en la reunión con la cúpula de Asociación Empresaria Argentina ( AEA) que el cepo cambiario está para quedarse por mucho tiempo. Allí estuvieron los que toman decisiones de inversión y empleo. Entre otros,  el presidente de la entidad, Jaime Campos, Luis Pagani (Arcor), Paolo Rocca (Techint), Sebastián Bagó (Laboratorio Bagó), Cristiano Ratazzi (Fiat) Enrique Cristofani (Santander), Eduardo Elsztain (IRSA) Marcos Galperín (Mercado Libre), Luis Pérez Companc (Grupo Perez Companc) Martín Migoya (Globant), Daniel Herrero (Toyota), Sergio Kaufman (Accenture) y Ado Roggio (Grupo Roggio). Es decir, empresarios y CEO’s que estuvieron siempre como referente del sector privado nacional y otras caras que fueron sumándose en los últimos años como nuevos referentes del empresariado y de otros sectores que aportan empelo, exportación  e inversión (que, de paso está bien recordar este año cerraría por el subsuelo).

El clima empresario

En todos hubo un denominador común: mucha preocupación. Probablemente, incluso, en esa mesa se hayan sentado referentes de algún grupo empresario próximo a bajar sus persianas de este lado de la frontera. La sensación predominante en el empresariado es de cuerda tensa con un Gobierno que en un primer momento incentivó el diálogo y que ahora truncó algunos nexos de contacto y d señales que desde la perspectiva empresarial son poco alentadores para el clima de negocios.

“El presidente del BCRA destacó muy especialmente el papel de las empresas privadas en el desarrollo económico del país y desde AEA se le agradeció su disposición a mantener un diálogo constructivo con el sector privado”, rezó el comunicado del  BCRA tras el encuentro. Palabras galantes en diplomacia comunicacional. Hay distancias conceptuales e ideológicas.

El mismo clima empresarial probablemente domine el primer coloquio íntegramente virtual que realizará IDEA entre el 14,15 y el 16 de octubre y cuyo programa se presentó en manos de su presidente, Roberto Alexander, gerente general de IBM Argentina y el timonel de IDEA, Roberto Murchison, gerente general del grupo homónimo. El título del principal foro de debate empresario en el país lo dice todo este año “Qué país queremos ser”. De algún modo, una apuesta a un sector que generalmente como el empresarial que suele mantener silencio sobre los grandes lineamientos económicos y políticos del corto plazo. A lo mejor la pandemia también logrará cambiar eso en la Argentina.

Apostando también a un despliegue técnico sin precedentes pero, obviamente sin renunciar a presencia en las calles, la CGT ultima los detalles del acto del 17 y aspira a una participación federal y multitudinaria.  Se espera que el presidente Fernández haga su discurso desde el salón Felipe Vallese y se escuchará en todos los puntos del país. En la sede de Azopardo se entusiasman y apuestan a que se replique al mismo tiempo en muchos lugares y con la participación de muchos integrantes del mundo del peronismo de toda la Argentina. También esperan que en la Plaza de Mayo haya cientos de miles de personas en línea y en los grupos que puedan juntarse en algunos puntos estratégicos del país. Como describió una alta fuente de Azopardo: “El objetivo será una inyección de esperanza hacia adelante”.

Más notas de

Alejandra Gallo

Empresas, entre el tsunami tecnológico y el modo defensivo

Empresas, entre el tsunami tecnológico y el modo defensivo

Inversiones, reforma judicial y servicios esenciales: empresarios inquietos ante un Presidente que no suelta la letra chica

Inversiones, reforma judicial y servicios esenciales: empresarios inquietos ante un Presidente que no suelta la letra chica

Mucha arenga política y pocas nueces

Mucha arenga política y pocas nueces

Empezó octubre, asoman el 17 y el Coloquio de IDEA

Alberto Fernández en un encuentro con AEA, prepandemia

El "pico" de rumores económicos superó al sanitario

El "pico" de rumores económicos superó al sanitario

Empresarios ya están recalculando el presupuesto. ¿Se achica la torta de la economía argentina?

Economía argentina: ¿se achica la torta?

Inflación: la maldita tasa de dos dígitos

Inflación: la maldita tasa de dos dígitos

El Presidente selló su alianza productiva con la industria

El Presidente selló su alianza productiva con la industria

Un Día de la Industria muy sombrío

Un Día de la Industria muy sombrío

El consumo: la vedette del Presupuesto 2021

El consumo: la vedette del Presupuesto 2021