Hay un dato letal y muy preocupante que recorre por estas horas al empresariado: la economía argentina se achica. En sólo dos días se sumaron tres nuevas bajas de empresas que se irían del país: Glovo, Falabella y Sodimac. Y no son las primeras; hubo otras que ya dejaron la cancha con el inicio del impacto local del Covid-19 como LATAM por ejemplo. ¿Tiene que ver con la pandemia? Tal vez sí; pero lo que es absolutamente seguro es que no únicamente tiene que ver con eso; hay ingredientes muy picantes de producción nacional.

En otros países también hay pandemia, incluso empresas que quiebran pero en la Argentina, algunas compañías  parecen quemar las naves. Esta semana fue una secuencia de anuncios demoledores para la confianza que reclama el sector empresario para invertir.

De acuerdo con datos privados, este año la inversión privada caería 19%. En  este sentido, las nuevas medidas del cepo al dólar que acaba de anunciar el Gobierno de Alberto Fernández no parecen, al menos desde la perspectiva privada, parar la sangría. Es más, activaron un nuevo GPS en la mayoría de los presupuestos que están cerrando a esta altura del año las compañías porque modifica sus costos en casos. 

Son los casos en los que las líneas de producción están directamente vinculadas a componentes importados. Es el caso de la mayoría de las alimenticias nucleadas en Copal, que preside Daniel Funes de Rioja, de las de electrodomésticos que comenzaron a retomar sus producciones de líneas nacionales hace poco más de un mes y de las automotrices que este año, con mucho viento a favor, llegarían a fabricar un total de 230.000 autos al año, unas 100.000 unidades menos que en 2019  cuando la recesión ya había aterrizado en la Argentina, mucho antes que el coronavirus. Solo salió a repaldar la medida del BCRA la CGERA, que conduce Marcelo Fernández, quien dijo que no afecta a las pymes porque ninguna tiene deudas en dólares.

Cómo pega la pandemia en la industria

El sector industrial reconocen que, en comparación con otros sectores, la  pandemia les está pegando menos que, por ejemplo el sector gastronómico, hotelero o los shoppings. Admiten, incluso que aun operando al 50%, por lo menos trabajan y también que encontraron en este Gobierno un trato sustancialmente mejor que los que vivieron en tiempos del ex presidente Mauricio Macri. Sin embargo, también entre los dueños de las fábricas el gran denominador común es el desconcierto y la preocupación por el horizonte en las inversiones.

El enorme logro político de haber evitado que la Argentina caiga en default al cerrar el acuerdo con los bonistas por la deuda se licuó muchísimo más rápido que el tiempo que llevó alcanzar ese acuerdo. A 180 días de pandemia en el país, en el sector privado siguen reclamando señales que no ven llegar. “Ya no te digo un plan, a lo mejor una hoja de ruta nos alcanza” parafraseaba el CEO de una importante fábrica, medio en broma y medio en serio.

Con las nuevas normativas del cepo al dólar, que el propio ministro Martín  Guzmán había  dicho este fin de semana que no iban a ocurrir y que el Banco Central, que conduce Miguel Pesce, en menos de 24 horas se crearon al menos una docena de nuevos grupos de whatsApp entre las 30 compañías que más facturan y exportan en el país para intercambiar exclusivamente los detalles y los alcances de estas directrices. Hay compañías para las que las importaciones son a su producción como el aire para caminar: denuncian que las cuentas les cambian en un 60%. 

También es cierto que en algunos sectores primarios hay retaceo de entregas justamente porque están sentados sobre un poducto que tiene cotización en dólares a nivel internacional. En ese sentido, se espera que la semana próxima haya una nueva reunión de la cadena agroindustrial que trabaja en lineamientos técnicos para acelerar una ley que el Presidente “mucho antes de fin de año”.

Cepo al dólar e impuestos

Desde la perspectiva del sector privado el nuevo cepo se suma al nuevo impuesto a los ricos que todas las entidades empresariales condenaron porque lo consideran confiscatorio y tampoco creen demasiado en su excepcionalidad. En la Cámara de Comercio, AEA, ABA, IDEA, el Foro de Convergencia creen que es inconstitucional y desconfían de que la utilización de esos fondos no tendrían carácter extraordinario sino de ayuda en todo caso a los gastos corrientes. En ese punto básicamente concentran la desconfianza en que sea excepcional. El presidente Alberto Fernández, ratifica tanto públicamente como en privado en eventuales encuentros con empresarios que “este no es un impuesto a la riqueza” y que “tiene carácter extraordinario”.

Para el Gobierno, los cuestionamientos a estas decisiones son equivocadas. En Olivos (donde el Presidente localiza en tiempos de pandemia su teletrabajo) insisten en que por el contrario, las medidas económicas fortalecerán sectores dinámicos de la Argentina que hasta ahora no tuvieron un rol central como la salud, la innovación y la tecnología.

En este sentido, el Gobierno acaba de lanzar el Nuevo Plan Nacional de Conectividad que prevé, entre otras cuestiones, una inversión de 37.900 millones de pesos hasta 2023 para universalizar el acceso a conexiones de banda ancha de última generación y la reactivación del Plan Satelital Argentino.

Desde el equipo económico también apuestan a la obra pública; por ejemplo el anuncio en San Juan junto al gobernador Juan Uñac, el proyecto Tambolar para mejorar los recursos hídricos con una inversión de 483 millones de dólares. El Gobierno mira la obra pública como el motor del empleo que se habría cobrado en el sector privado unos 400.000 puestos durante la versión local de la pandemia.

Más notas de

Alejandra Gallo

La CGT y la UIA ya escribieron sus cartas de Navidad

La CGT y la UIA ya escribieron sus cartas de Navidad

Un break en la Economía, pero sólo para encarar un complejo 2021

Un break en la Economía, pero sólo para encarar un complejo 2021

Miradas de póker y una foto que no pudo ser en la reunión de Guzmán con AEA

Miradas de póker y una foto que no pudo ser en la reunión de Guzmán con AEA

La propiedad privada copó la parada empresaria

El conflicto de propiedad en el campos de los Etchevehere reanimó la disputa ruralista

Empresas, entre el tsunami tecnológico y el modo defensivo

Empresas, entre el tsunami tecnológico y el modo defensivo

Inversiones, reforma judicial y servicios esenciales: empresarios inquietos ante un Presidente que no suelta la letra chica

Inversiones, reforma judicial y servicios esenciales: empresarios inquietos ante un Presidente que no suelta la letra chica

Mucha arenga política y pocas nueces

Mucha arenga política y pocas nueces

Empezó octubre, asoman el 17 y el Coloquio de IDEA

Alberto Fernández en un encuentro con AEA, prepandemia

El "pico" de rumores económicos superó al sanitario

El "pico" de rumores económicos superó al sanitario

Empresarios ya están recalculando el presupuesto. ¿Se achica la torta de la economía argentina?

Economía argentina: ¿se achica la torta?