"El problema ahora no son sólo los atornillados macristas que no quieren renunciar. Sino las razones de porqué no renuncian: algunos son sindicados por las empresas de las que partieron allá por 2015 para servir al país como traidores. Y la calle está dura" afirma la fuente con un ironía parecida a la venganza. Más allá de las chicanas, los ex funcionarios de Cambiemos que aún se resisten a dejar sus puestos en el estado saben que lo dicho por la fuente es verdad. De hecho, en los últimos tres meses muchos de ellos fueron tratados como si tuvieran coronavirus por los CEOs de las empresas que alguna vez supo ser su casa.

Uno de los casos que ilustra la gran cantidad de empresas que atienden con barbijo a quienes alguna vez fueron sus ejecutivos, es la de la represa y central hidroeléctrica Chihuido, en Neuquen, paralizada desde 2016 a raíz de que perdiera el financiamiento ruso por las condiciones fuera de mercado que Mauricio Macri intentó imponerle a Vladimir Putin. En ese momento, los alemanes buscaron hacerse cargo de la obra, que precisa un financiamiento de 2.200 millones de dólares. Los alemanes confiaban en que muchos profesionales que habían trabajado con la empresa y ahora eran funcionarios, los ayudarían a acelerar los procesos. No ocurrió. Al final, el papelón fue total: a mediados de 2018, los alemanes llegaron confiados en firmar el contrato. Pero no los recibió el Presidente, ni el ministro de Hacienda en ese momento, Nicolás Dujovne, sino Gustavo Lopetegui, quien les dijo que la obra no se podría llevar a cabo por pedido del FMI. "¿Un anuncio de estas características no debería hacerlo el presidente?", preguntó uno de los alemanes, que venía con órdenes de Angela Merkel para acelerar la firma de un acuerdo que el propio Macri le había pedido a Merkel en Alemania para alejar a los rusos de la Patagonia, como le pedían desde el departamento de Estado de EE.UU. El enojo de los alemanes hizo que todas las empresas alemanas se resintieran con el gobierno de Cambiemos, ya que Voith Hydro tenía el respaldo de la agencia de financiación de exportaciones alemana Euler Hermes, una institución germana de mucho prestigio.

Pero la llegada a Alemania de Alberto Fernández, en el marco de su gira presidencial por Europa que lo llevó a Berlín la semana pasada, volvió despertar el interés de los profesionales cambiemitas, quienes especularon con quitar alguno de los tornillos que los mantiene atados a la administración pública. El rumor que escucharon es que Merkel y Fernandez habían puesto a la represa de Chihuido otra vez como eje de la relación bilateral entre los dos países, y conjeturaban que podrían volver a trabajar para una empresa prestigiosa que se llevaría el contrato más jugoso del 2020 por la magnitud de la obra.

Valiente, uno de los actuales funcionarios que trabaja aun en una empresa de agua de la provincia de Buenos Aires (ABSA), llamo a Berlín para saber si tenia chances de volver al mundo privado a través de la megaobra en caso de que los contratos se firmaran este año, como especulan mucho. "Ein gutes Gewissen ist ein sanftes Ruhekissen" (La mejor almohada es una conciencia tranquila) le contestó el ejecutivo alemán de Voith Hydro desde Berlín, repitiendo un popular refrán germanico, que por estas horas, parece mucho mas duro que un simple "no".

Más notas de

Ernesto Hadida

“Pegar para negociar”: la estrategia vandorista del establishment contra el gobierno

“Pegar para negociar”: la estrategia vandorista del establishment contra el gobierno

El Gobierno postergó por DNU el pago de deuda bajo ley local por USD8.200 millones hasta el 31 de diciembre

El Gobierno pisa vencimientos de deuda hasta el 31 de diciembre

Coronavirus: gobernadores, más preocupados por los Repro que por los respiradores

El Presidente es quién decide a dónde van los equipos médicos

Las tres fases ideológicas del coronavirus

Buscan hacer pensar que “todos tiramos para el mismo lado"

El Gobierno limita la importación de combustible y cita a las petroleras

El Gobierno limita la importación de combustible y cita a las petroleras

Un tiro por elevación dirigido a las empresas "amigas" del modelo macrista

Nicolás Caputo, apuntado por la privatización de Brigadier López

Exportar por Paraguay, refugiarse en Uruguay, usar en Argentina y extrañar a Panamá

Galperin, un mimado por el macrismo en la mira de la Justicia

Los problemas del mayor aportante a la campaña de Cambiemos

Vicentin fue la empresa que más aportó por la reelección de Macri

Empresas reciben con barbijo a ex funcionarios con coronavirus político

Merkel, interesada en represa

Bancos privados evaden al Gobierno y mantienen tasas impagables

Las pymes deben enfrentar costosos financiamientos