La batalla final, mientras nos sumamos a los países que se integraron a las pruebas de las distintas vacunas contra el Covid-19, ha quedado en mano de la responsabilidad social. Producir un segmento de esas vacunas, nos integra en la línea fordista de la producción mundial.

Todos juntos, unidos o agrietados, hemos internalizado hábitos y costumbres que se van imponiendo más allá del relajamiento de la cuarentena. Cambios culturales que no merecieron la pompa de la "nueva normalidad", pero que se basaron en muchos años y muchas muertes mejor contadas que las de este virus. Quizás, el fenómeno de las redes y su efecto cascada de la información nos hizo olvidar el pasado.

Por ejemplo, le debo a mi hija Antonella, la aceptación del uso del cinturón de seguridad. Su acción refleja de cada mañana de su escolaridad terminó con mi reticencia a su utilización continua, cuando los autos aún no incluían los modernos sistemas de freno automático o ensordecedores alertas agudas conectados al enclavado de la hebilla. Ahora se especializa en Derechos Humanos, su abordaje con perspectiva de género modifica los míos.

Con mi hija menor incorporé el cambio de calzado en la entrada de casa, la higiene de manos y el barbijo. Los suyos infaltables, coloridos, personalizados, coleccionables y, por sobre todo, utilizados en forma casi permanente fuera de casa. Los primeros encierros de la cuarentena me sumergieron en el abismo digital, del que tanto habíamos hablado. Como mi abuelo en relación a mi padre, aquel y yo inmigrantes. Mi viejo y Francesca nativos. El de la Argentina que añoramos, la de nuestra aldea global hiperconectada. Avanzó su primario. Extraña a sus compañeros. Yo, a los míos.

Creo que esto se va acabando, o por lo menos se acaba el eje de esta columna después de estos 200 días que no olvidaremos nunca. El floreciente capitalismo sanitario, la inutilidad de institutos normativos que no alcanzaron para hacer frente al tsunami pandémico, la dificultad de distinguir ciencia de alquimia o de ensayos y métodos sanitarios precientíficos, las medidas conexas sobre economía y deuda externa, organismos y relaciones internacionales, seguridad, población carcelaria, expectativas de vida y previsión social, competencia judicial sobre el triage y muchos otros tópicos sobre los que trabajamos, los repasaremos compilados en un solo volumen con un ágil formato en libro papel y ebook. Por eso el título del día de hoy.

Es necesario una vuelta paulatina al análisis concreto del efecto del derecho económico en nuestra cotidianeidad. Abordar la cuestión de las revisiones de las PPP, sobre cuyos efectos expusimos años atrás aquí mismo; la intrincada trampa que consagró la democracia al fosilizar la distribución de coparticipación diseñada por la dictadura; la provincialización porteña y, muy especialmente, la falta de autonomía de los municipios bonaerenses. los presupuestos participativos y plurianuales y la integración regional y el derecho global económico . En fin todo lo que viene para contribuir con un país mejor. Tenemos la obligación de sembrar esperanza, aún desde la crítica y sin ingenuidad ni prejuicios. La esperanza necesita esfuerzo y tiempo. Así cobra vida, crece y se expande.

Al cierre de estas líneas, mi hijo mayor, Leandro está volviendo de vacunarse. Voluntario, docente y valiente. Nuestras hijos y nuestros jóvenes nos muestran un camino mejor, posible y socialmente responsable. Voy camino a la redacción. Tengo puesto el cinturón, colocado el barbijo y el lunes 5 me citaron para la prueba de la vacuna.

Más notas de

Alberto Biglieri

Dólares, yuanes, reales y euros: el ahorro y la Justicia

Dólares, yuanes, reales y euros: el ahorro y la Justicia

Epílogo Pandémico

Epílogo Pandémico

Síndrome de Estocolmo

Síndrome de Estocolmo

Consumidores en la Reforma Judicial

Consumidores en la Reforma Judicial

Acerca del DNU sobre internet, TV por cable y telefonía

Acerca del DNU sobre internet, TV por cable y telefonía

Fútbol y fulbito: acerca del uso del lenguaje inclusivo en el Banco Central

Asia Kate Dillon y las cuestiones de género en Billions

Vicentin, la reforma judicial y el error de unificar los fueros civil, comercial y contencioso administrativo federal

Vicentín desocupado y algo de la reforma judicial

Ensayo sobre la sordera

Ensayo sobre la sordera

Europeos frugales y pantagruélicos

Europeos frugales y pantagruélicos

Mercosur activo

Mercosur activo