Economía. Ingredientes: factores de la producción, materias primas, energía, recursos humanos, maquinarias, logística, derecho (regulación y tributación) etcétera, etcétera y mucha expectativa.

La imprescindible visita al diccionario de la Real Academia Española (RAE) nos ofrece tres acepciones para la palabra título de nuestro artículo de hoy.

  • 1. f. Esperanza de realizar o conseguir algo.
  • 2. f. Posibilidad razonable de que algo suceda.
  • 3. f. Posibilidad de conseguir un derecho, una herencia, un empleo u otra cosa, al ocurrir un suceso que se prevé.

La era tecnológica ha desbaratado el equilibrio , bastante rígido, que desde la Revolución Industrial venía consolidado en el reparto de incidencias entre los clásicos factores de la economía. A la conjunción entre tierra, capital y trabajo se le suele agregar la empresa (y dentro de ella, varias de las cuestiones atinentes a la tecnología, a la logística, al modelo de negocios, etcétera).

En nuestra opinión, y desde estas páginas, hemos sostenido que la intervención administrativa en la economía es uno de los factores centrales a la hora del análisis empresarial del emprendimiento y de todo el desarrollo.

La omnipresencia estatal positiva a través de las políticas de fomento y ayudas públicas, las medidas erarias y sus frenos y aceleraciones por medio de leyes impositivas y las regulaciones crecientes en materia de protección ambiental y de patrimonio cultural, sumadas a las orientadas a la inclusión fijadas por el constituyente en el artículo 75 inciso 23 de la Carta Magna, nos impulsaron desde hace tiempo a hablar del derecho administrativo económico como uno de los factores más importantes de la economía, en especial en los países en vías de desarrollo.

Pero, en medio de las conmemoraciones por los 25 años de BAE Negocios, debo decir que el periodismo especializado ha dado cuenta en cada informe, cada documento, cada brief, cada paper y cada dossier que circula en el mercado sobre la expectativa como otro factor insoslayable a la hora de analizar la economía y, de paso, la política al decir de la celebre frase de Clinton.

Ya sea para conseguir el derecho a una amplia PASO en el Frente de Todos, para heredar cualquier mejora de esta administración (digamos), para mantener la esperanza de realizar o de conseguir algo creyendo en la posibilidad razonable de que suceda, Massa despierta, al menos, la esperanza de unidad de criterios y de buenas prácticas de gestión ante el fracaso actual de un gobierno no homogéneo.

En 25 años abandonamos el siglo XX y entramos en la era digital y blanda, a decir de Serres. A la tierra ( y el agua), al capital y al trabajo se agregaron las empresas y el derecho económico y siguen tan vigentes y tan atados a las expectativas como en cualquiera de las épocas duras de la Edad de Piedra, de Bronce y de Hierro o de la Revolución Industrial.

Más notas de

Alberto Biglieri

Expectativa

Expectativa

G7: agua. El péndulo , la brújula y la clonación

G7: agua. El péndulo , la brújula y la clonación

Mundo sin fronteras (Parte I)

Mundo sin fronteras (Parte I)

La Campana de la Libertad en Philadelphia

La Campana de la Libertad en Philadelphia

Los avances de Ucrania para ingresar a la Unión Europea

Los avances de Ucrania para ingresar a la Unión Europea

La jungla en la jungla urbana de Hermida. Narnia en Lugano

La jungla en la jungla urbana de Hermida. Narnia en Lugano

Guerra en Ucrania: El árbol y el bosque; Rusia y la OCDE

Las organizaciones internacionales, como la ONU, se involucraron en el conflicto

Leyendo la carta de la OCDE

La OCDE pide economías de mercado abiertas, comerciales, competitivas, sostenibles y transparentes.

Seda: "Tener la nada entre los dedos"

Seda: "Tener la nada entre los dedos"

Otro desafío para el gobierno de Alberto Fernández: la carta de la OCDE

Otro desafío para el gobierno de Alberto Fernández: la carta de la OCDE