La industria de FCI sigue batiendo récords en activos bajo administración, a pesar de que se ha visto obligada a readaptarse de forma continua en los últimos meses, por cuestiones regulatorias -eliminación de la bimonetariedad, como limites en la liquidez mínima o instrumentos en cartera-.

De hecho, y aún en este contexto, el Patrimonio se ubica en récords de casi $1.4 billones–con un incremento del orden del 7% en lo que va del mes, y acumulando en el año un alza del 65%-. En dólares, en cambio pero con lógica, cualquier comparación luce complicada. Los activos suman hoy unos USD12.800 millones, ganando unos USD1.200 millones en el último mes, pero sólo son hoy poco más de un tercio de los máximos que llegó a tener la industria en 2018.

Por tipo de fondos, los Money Market y Renta Fija siguen concentrando el mercado. Los T+0 hoy representan poco más de 51% de la industria, mientras que los de Renta Fija un 30%.

Y si bien estos últimos se encuentran en proceso de recuperación (ganaron 1 -2 puntos de participación en los últimos meses), es real que sin muchos instrumentos (en dólares) es muy difícil pensar que volverán a liderar la industria como hace un año.

Lo que si es dato a tener en cuenta es que la búsqueda de construir la curva en pesos –que empuja el Gobierno- y las limitaciones regulatorias,  han ido impulsando el rearmado de este tipo de estrategias focalizadas en bonos y letras. Incluso en este contexto se deben analizar el resurgimiento de los fondos que se basan en activos o estrategias Dólar Linked, que aunque aún mantienen una participación baja sobre el total de la renta fija, han más que duplicado su PN en el último mes. 

Ahora bien, dado este escenario (en continua readaptación, pero creciente en su patrimonio), es importante resaltar las principales estrategias que hoy presenta la industria para el inversor en pesos.  Para ellos nos focalizamos en los T+0 para perfiles conservadores, T+1 para perfiles entre moderados y conservadores, y el resurgimiento de los DL como cobertura. 

Opción 1: Los fondos del mercado de dinero

Los T+0 siguen creciendo a un ritmo superior al de la industria, incluso con un rendimiento que ha sido decreciente en los primeros meses del año. Si bien han comenzado a mostrar señales de reversión en las últimas semanas, siguiendo la tendencia de las tasas del sistema, la TNA de los FCI no logra reflejar la suba de las tasas de referencia (la Badlar se mantiene en niveles cercanos al 29.5%). Básicamente, por su composición que se divide entre plazos fijos y cuentas remuneradas, en el actual contexto de liquidez excedente, no logran captar tasas atractivas (sino más bien en línea o incluso debajo de la inflación). Por ello, la TNA promedio se ubica en el orden del 18/19% anual, contra el 12/15% mínimo de hace un mes/mes y medio. 

Ceemos que estos fondos son una posibilidad interesante para darle algún rendimiento a los flujos de pesos en las cuentas, con una clara ventaja a su favor como es la liquidez inmediata de los mismos, identificándose con un perfil de inversor conservador.

Opción 2: Los fondos T+1 

En cuanto a los T+1, estos incorporan a sus carteras ONs en pesos (de diferente ajuste, incluso DL), Letras Soberanas, e incluso algunas Provinciales o Municipales (CABA), que combinan con FCIs y Plazos Fijos. No obstante, en este universo se está profundizando la separación entre los típicos fondos de Ahorro, de los llamados Ahorro Plus. Diferenciados en función a su estrategia, que se refleja en su volatilidad como rendimiento. 

Los fondos “Ahorro” se asemejan más a los T+0, donde la liquidez llegar a representar el 54/55% promedio de las carteras, mientras que el resto lo distribuye entre los activos ya mencionados. Las Tires indicativas de estos pueden ir de entre 22/25% anual, con volatilidad de entre 1/2%. 

Aquellos que identificamos como “Plus” (que vale tener presente algunos incluyen la palabra en su nombre y otros no), apuntan a buscar un mayor retorno. Poseen más baja liquidez, y suma estrategias de cobertura a través de ROFEX. Las Tires de estos se ubican en un rango amplio de entre 30/40% con una volatilidad que puede llegar a multiplicar entre 3/4 veces la de los T+0. 

Opción 3: Los fondos dólar linked 

Esto fondos básicamente se centran sobre dos posibles estrategias: 1.- activos en pesos con cobertura ROFEX (sintéticos); y 2.- activos Dólar Linked puros (con sus limitaciones por la falta momentánea de instrumentos DL) + Dólar Hard (en lo permitido por la regulación). 

Estas opciones reflejan una TIR indicativa en USD (tasa +devaluación) que puede ir de 0% a 10%. Mientras que la volatilidad supera, en promedio, a la de los otros fondos analizados: ubicándose entre 10/30% -y posiblemente en ascenso-. Igualmente, debemos destacar que a pesar de ser encuadrados como activos de cobertura (dado su ajuste por el tipo de cambio oficial), no son fondos conservadores, sino más se encuadran dentro de un perfil de riesgo moderado.

*Analista de Portfolio Personal Inversiones