Daniel Domínguez * y Arturo Capellano**

 

Recientemente, las empresas que ofrecen servicios financieros a través de nuevas tecnologías han evidenciado un notable crecimiento en la Argentina, lo que ha motivado el dictado de medidas tendientes a regular ciertos aspectos de las mismas por parte de organismos públicos de control.

Algunas de estas empresas realizan actividades que podrían ser consideradas similares a las que realizan entidades financieras tradicionales, por lo que cabría preguntarse si al igual que estas últimas, aquellas deberían cumplir con los regímenes internacionales de reporte automático de información financiera de sujetos no residentes (Estándar Común de Reporte – CRS).

El Estándar Común de Reporte distingue en general cuatro tipos de “instituciones financieras” que en principio se encontrarían obligadas a reportar cuentas financieras de no residentes:

  • las instituciones de depósito,
  • las instituciones de custodia
  • las entidades de inversión y
  • compañías de seguro

La Resolución General (AFIP) 4056-E implementó el Estándar Común de Reporte y estableció que el término "institución de depósito" incluye cualquier entidad que toma depósitos en el curso ordinario de actividades bancarias o similares. Asimismo, dispuso que el término "institución de custodia" incluye cualquier entidad que tenga, como parte importante de su actividad económica, activos financieros por cuenta de terceros.

Las actividades que realizan algunas de las denominadas Fintech, tales como la de prestación de servicios de pago electrónico y sistemas de dinero electrónico, pueden generar dudas en cuanto a la clasificación a los fines del intercambio automático de información y mas precisamente en cuanto a la clasificación como “institución financiera”.

 

La OCDE y el dinero electrónico

La OCDE sostuvo que no se aplican reglas especiales para los proveedores de dinero electrónico a los fines de su clasificación bajo CRS. Al igual que otros participantes de la industria financiera, estos proveedores deben determinar si son una “institución financiera”y esa determinación dependerá de los hechos y circunstancias del caso.

A estos fines, remite a ejemplos y a los Comentarios del Estándar en cuanto establecen que se considera que una entidad realiza actividades bancarias o similares si, en el curso ordinario de sus negocios con los clientes, acepta depósitos u otras inversiones similares de fondos y realiza una o más de las siguientes actividades:

  • a) concede préstamos personales, hipotecariosu otros
  • b) compra, vende, descuenta o negocia cuentas por cobrar, cuotas obligaciones, pagarés, giros, cheques, letras de cambio
  • c) emite cartas de crédito
  • d) presta servicios fiduciarios o fiduciarios
  • e) financia transacciones de divisas  o
  • f) suscribe, compra o enajena leasing financieros. En general no se considera que una entidad se dedique a una actividad bancaria o similar si la entidad acepta únicamente depósitos de personas como garantía.

Es decir, el análisis de si una entidad lleva a cabo un negocio bancario o similar debe efectuarse con base a las actividades reales que realiza dicha entidad y no se encontraría en principio excluida por el solo hecho de estas prestaciones se provean a través de plataformas electrónica y nueva tecnología.

 

 

 

Otras jurisdicciones

Al no existir lineamientos específicos por parte de la OCDE, pueden generarse dudas y diferencias en distintas jurisdicciones respecto del tratamiento y clasificación de las empresas proveedoras de servicios de pago electrónico y sistemas de dinero electrónico. A los fines de concluir con esta incertidumbre, algunas jurisdicciones analizaron expresamente estos casos en sus guías de implementación del Estándar Común de Reporte.

Malta, uno de los principales centros financieros, aclaró en su guía de reporte que las empresas que emiten dinero electrónico a cambio de fondos, es decir, proporcionan una cuenta de dinero, no realizan una actividad de aceptación de depósitos y en consecuencia, no se incluirán en la definición de “institución de depósito”.

Asimismo, establece respecto de los proveedores de servicios de pago que los fondos recibidos con miras a la prestación de servicios de pago, no constituyen actividades de aceptación de depósitos. Establece además que habría que considerar si se retiene dinero hasta la autorización de pago a los fines de evaluar la clasificación como “institución de custodia”.

En este sentido, si los pagos por servicios comerciales simplemente fluyen a través de los sistemas, pero no se retuvieron en una cuenta, dichos pagos no deben considerarse como una cuenta financiera. En la guía emitida por el Reino Unido y por Chipre también se excluyen expresamente a las entidades emisora de dinero electrónico de las entidades que pueden calificarse como depositarias.

 

Cuentas excluidas de reporte?

La OCDE ha respondido a las preguntas del sector en cuanto a las condiciones para tratar las cuentas de dinero electrónico (que sean consideradas “cuentas de depósito”) como “cuentas excluidas de reporte” por considerarse de bajo riesgo.

En este sentido sostuvo la OCDE que el mero hecho de que una cuenta financiera sea una cuenta de dinero electrónico no permite por sí mismo que una jurisdicción en su legislación nacional especifique a esa cuenta financiera como una cuenta excluida de bajo riesgo.

Para que dichas cuentas financieras se especifiquen como cuentas excluidas, la jurisdicción debe asegurarse de que las mismas presenten un riesgo bajo de ser utilizadas para evasión de impuestos, que tengan características sustancialmente similares a otras categorías de cuentas excluidas y que ello no contravenga los propósitos del CRS. Siempre que las cuentas de dinero electrónico estén reguladas y cumplan con esos requisitos, la jurisdicción de implementación las puede definir como una cuenta excluida.

La normativa reglamentaria Argentina

 

Lamentablemente la Argentina no introdujo en su reglamentación interna aclaración alguna al respecto de la clasificación de estas empresas a los fines de las obligaciones del régimen de intercambio automático de información financiera; a diferencia de lo que ocurre en otras jurisdicciones en donde el organismo de aplicación las trató expresamente.

Cierto es que la Argentina no es un centro financiero que sea elegido por no residentes para mantener cuentas financieras. Sin perjuicio de ello, en los últimos años y por distintas razones, incluidas las limitaciones cambiarias introducidas en el país, se advierteun gran número de no residentes mantienen cuentas financieras en el país. Asimismo, cabe señalar que las obligaciones bajo este régimen existen aun cuando no hubiese sujetos no residentes para reportar, por lo que resulta necesario contar con certeza respecto de estas cuestiones.

Por otro lado, cabe denotar que en el Anexo III de la ResoluciónGeneral (AFIP) 4056-E tampoco se menciona expresamente a este tipo de cuentas como “cuentas excluidas”. Si bien en el punto 7 de dicho anexo se siguen los lineamientos brindados por la OCDE en cuanto excluye a cualquier otra cuenta que presente un riesgo bajo de ser utilizada para evadir impuestos, no se las menciona expresamente.

Las Fintech, como muchas otras entidades que no son entidades financieras, ni están sometidas a normativa bancaria, podrían encontrarse incluidas dentro de las definiciones de instituciones financieras a los fines de CRS. Esta evaluación debería efectuarse caso por caso ya que la Argentina no ha incluido disposición expresa al respecto en la normativa de implementación.

Sería recomendable a fin de evitar incertidumbre en su tratamiento, que la Administración aborde estas cuestiones teniendo principalmente en consideración que eventualmente estas cuentas -por su monto y características - difícilmente sean utilizadas para la evasión de tributos.

 

*Abogado.

**Contador Público

Más notas de

Impuestos & Seguros

Fintech: cepo, billeteras virtuales y cómo deben reportar operaciones

Fintech: cepo, billeteras virtuales y cómo deben reportar operaciones

La distribución de recursos con las provincias y 25 años sin resolver la coparticipación de impuestos

Cuatro de los cinco miembros de la Corte Suprema en la Asamblea Legislativa de asunción de  Alberto Fernández

Impuesto a las grandes fortunas y cuestionamientos constitucionales

Máximo Kirchner, promotor de la iniciativa

La OCDE, los fideicomisos en el exterior y la información que recibe la Afip

La OCDE, los fideicomisos en el exterior y la información que recibe la Afip

OCDE, las instituciones financieras y la obligación de reportar cuentas de no residentes ante la AFIP

OCDE y la obligación de reportar a la AFIP

Bienes personales y el criterio confiscatorio de las tenencias en el exterior

Bienes personales y el criterio confiscatorio de las tenencias en el exterior

La moratoria y la repatriación de activos financieros

La moratoria y la repatriación de activos financieros

Cómo resolver los saldos a favor acumulados por el Impuesto sobre los Ingresos Brutos

Cómo resolver los saldos a favor acumulados por el Impuesto sobre los Ingresos Brutos

Mudanza al Uruguay: qué hay que saber sobre residencia fiscal e información financiera

Mudanza al Uruguay: qué hay que saber sobre residencia fiscal e información financiera