Oportunamente, en “El Plan, la  sarasa y el aporte solidario” definíamos que un plan es la “estructura de acción” sistémica e integral, generalmente escrito, sobre las formas, medios y fines a través de las cuales se implementará “la política económica”, imprescindible para “dialogar” con el sector privado. Y como una "sarasa" a aquellos “papers” (documentos de trabajo o tesinas), elaborados por ciertos estudiantes argentinos en universidades foráneas, graduados o a punto de hacerlo, para lucirse en la academia, con fútiles implicancias prácticas.

Ahora bien, en tiempos en que el oficialismo ha comenzado a generar encuentros con dirigentes sindicales y empresarios con vistas a la constitución de un “Consejo Económico Social”, resulta clave dilucidar hacia cuál de las categorías antes descriptas se orienta el accionar observado.

Para ello, nos enfocaremos en el comportamiento fiscal incurrido, en el ejercicio 2020 por parte del Ejecutivo, y proyectaremos lo que acontecerá para el corriente año.

Sobre el 2020

Señalamos en su momento en “Sobre Modelos, Planes, Programas y Proyectos …” que reducir significativamente el Déficit Fiscal Total (DFT) del Sector Público Argentino (SPA), hasta hallar el equilibrio entre ingresos y egresos totales es condición necesaria para brindarle consistencia a la Política Económica.

En el Cuadro se observan sus componentes y su participación en puntos porcentuales (pp) sobre el Producto Bruto Interno (PBI).

Déficit 2020: cómo se financió

Es dable resaltar que mientras el Poder Ejecutivo consiga financiamiento para el exceso de gastos sobre sus ingresos, ya sea voluntario (en forma de crédito) o involuntario (libramientos impagos, facturas conformadas pero no pagadas a su vencimiento)), el déficit se transforma en un indicador de “conflicto potencial”; cuando ya no consigue quien lo fondee se transforma en un “conflicto inmediato”.

Cómo se financió:

  • a través de los bonos adquiridos por el Sector Privado Financiero y No Financiero (los Gobiernos Nacionales, Provinciales y Municipales, bajo ciertas condiciones, tienen la facultad de emitir bonos o instrumentos de deuda y colocarlos en el sector privado, quedando registrado en la Contabilidad de la Deuda Pública y,
  • a partir de la operatoria del BCRA. El Banco Central de la República Argentina ( BCRA) le puede aportar fondos al Tesoro Nacional (TN) a la vez que financia su propio déficit (el “cuasifiscal”), cuyas magnitudes y fuentes de fondos constan en su balance.

El uso de esos instrumentos en la primera alternativa, implicaron un “plus” de deuda para el año próximo pasado de aproximadamente unos 4,8 pp del PBI.  Los instrumentos de deuda adquiridos por el Sector Privado durante el año 2020, 4,8 pp de PBI, corresponden a 3,5 pp del Sector Público y 1,3 pp de Provincias y Municipios..

A su vez en la segunda opción, el cierre del balance del BCRA indica que transfirió ingresos monetarios por 9,3 pp del PBI a terceros.

Ambos conceptos sumados constituyen el porcentaje que consta en la última fila del cuadro expuesto.

Sobre el 2021: proyección y consecuencias Sistémicas del DFT

Si bien la Ley del Presupuesto 2021 indicaría la previsión de que el DFT del SPA rondará los 9,94 pp, nuestra prognosis por el contrario, alcanza en los términos que se describen en el Cuadro II, los 12,24 pp del PBI.

Naturalmente, la manera de financiar este Déficit es idéntica a la ut supra señalada. Pero al hacerlo, se proyectan al resto de la economía sus “externalidades negativas”:

como “impuesto inflacionario”: ya que la emisión necesaria para honrar los gastos incurridos la debe absorber el mercado incrementando, las familias y las empresas, sus saldos monetarios nominales y ello solo es posible sí, al mantener constante el nivel de transacciones, el aumento de los precios licua la ampliación de los medios de pago utilizados para financiar el déficit del Sector Público (SP).  La posibilidad de que la ampliación de los medios de pagos permita un incremento de la actividad sin afectar el nivel general de precios en una economía bimonetaria, depende centralmente de que la Cuenta Corriente de la Balanza de Pagos se encuentre equilibrada, o que en su defecto sea compensado su déficit por la Cuenta Financiera, o por una variación negativa de las reservas.

como disminución de crédito al Sector Privad: dado que el stock de préstamos del Sector Financiero al conjunto de la economía es finito, la expansión hacia uno de los demandantes (Sector Público) implica necesariamente la disminución del otro (Sector Privado).La adecuación del Sistema Financiero a esta nueva realidad crediticia, se observa en el mercado a partir de las exigencias al Sector Privado para que cancele sus cuentas deudoras. La adecuación del Sistema Financiero a esta nueva realidad crediticia, se observa en el mercado a partir de las exigencias al Sector Privado para que cancele sus cuentas deudoras. Para conseguir este “crouding out” (desplazamiento) el BCRA elevará la tasa de interés de referencia o bien, el Tesoro Nacional (TN) subirá el rendimiento de sus títulos.

En este marco, someter al Sector Privado a estas vicisitudes innecesarias, demuestra “impericia en la gestión”.

Entonces, es altamente recomendable que el Poder Ejecutivo, para evitar males mayores, se allane a la buena técnica de la disciplina e imitando lo que a todas luces fue exitoso a inicios del presente siglo, procure el necesario Superávit Fiscal Primario.

Logrará así, el equilibrio de las cuentas públicas y generará las bases de sustentación de un Modelo de Desarrollo Económico Permanente y Sustentable (MoDEPyS) con orientación a la producción.

*Lic. Guillermo Moreno, Lic. Pablo Challú y Lic. Walter Romero

Más notas de

Guillermo Moreno

Desafíos para el Complejo Aeroespacial

Desafíos para el Complejo Aeroespacial

Ahorro e inversión : Un Modelo de Desarrollo Económico Permanente y Sustentable (Parte III)

La restricción externa, que se produce cuando se acelera la tasa de crecimiento de la economía y el quantum de divisas se demuestra insuficiente para mantener el ritmo alcanzado

Litio argentino: de salares, baterías y las 3 I

El "oro blanco" se encuentra en los salares de la Puna, Catamarca, Salta y Jujuy

Inflación, precios y salarios: un Modelo de Desarrollo Económico Permanente y Sustentable (Parte II)

El ministro de Economía, Martín Guzmán, y el desafío de alinear variables

Sobre el complejo siderúrgico

Sobre el complejo siderúrgico

Un Modelo de Desarrollo Económico Permanente y Sustentable (Modepys)

Un Modelo de Desarrollo Económico Permanente y Sustentable (Modepys)

Trabajo, capital y comercio marítimo: sobre el transporte naval

Trabajo, capital y comercio marítimo: sobre el transporte naval

El complejo pesquero argentino

Los puestos de trabajo que habían alcanzado los 14054 en el 2010 declinaron (11,4%) a 12450 en el 2020

Trabajo, renta universal y oportunidades de empleo y desarrollo

Trabajo, renta universal y oportunidades de empleo y desarrollo

¿Renta universal o trabajo universal?

¿Renta universal o trabajo universal?