Es habitual hacernos planteos sobre nuestro trabajo: sentimos que estamos para dar un paso más en nuestra vida económica? dónde nos vemos de acá a cinco años? nos sentimos bien remunerados? estamos contentos con lo que hacemos?.

Comparto algunos Tip´s, cortos pero eficaces, para lograr la independencia financiera que buscamos:

¿Por qué no comenzar el día con un plan en mente? Las primeras tres o cuatro horas del día son estratégicas. Hay que ocuparse únicamente de lo importante ya que son las horas más productivas y potentes. Lo más importante hay que hacerlo por la mañana. Preguntarnos: ¿Qué es lo principal para hoy? y anotarlo en un calendario digital, teléfono o agenda. Es fundamental poder verlo fácilmente.

Pero también se requiere planificación e inspiración para sacar el genio que todos tenemos dentro. Estar lejos de las distracciones electrónicas y el ruido, en palabras más técnicas bajar el Cortisol (hormona del estrés y el miedo). Si podemos hacer esta planificación por las mañanas, antes que amanezca, mucho mejor ya que con algo de actividad física (21 minutos) se activa el factor neurotrópico derivado del cerebro (BDNF). Estas proteínas ayudan a las neuronas a crecer y reforzar la sinapsis que las conecta permitiendo al cerebro trabajar mucho mejor en cuanto a inspiración y creación de ideas. También se liberan Dopamina y Serotonina = Enfoque y estado de ánimo positivo, lo que es vital para la creación y elaboración de las ideas y proyectos. El secreto par  superar la mediocridad es marcarse objetivos en la vida.

La creación de hábitos productivos como levantarse una hora antes de lo necesario es tener la ventaja del ganador. En ese momento se puede comenzar con ejercicios cortos (bloques de 10 minutos) de meditación, visualización de los objetivos y lectura productiva, con el fin de ser una mejor versión de nosotros mismos todos los días. Se imaginan ser un 365% mejor cada año?

Utilizar bloques de tiempo para tareas específicas es acostumbrar al cerebro a estar enfocado al máximo en la actividad a la cual le designamos ese valioso tiempo. Por ejemplo: a la revisión de mails podemos dedicarle un bloque de tiempo de 15 minutos, a captar nuevos clientes y realizar llamadas un bloque de tiempo de una hora, a despertar nuestra creatividad y salir a dar una vuelta manzana para oxigenar nuestro cerebro un bloque de tiempo de siete minutos y así a la mayoría de las tareas. El fin de esto es que la tarea no nos absorba el tiempo, sino que nosotros le asignemos el bloque de tiempo que la tarea se merece.

Descubriremos nuestro talento oculto, lo que realmente nos gusta hacer. Identificaremos para qué somos buenos o lo que los demás dicen que nos sale muy bien para potenciarlo con perseverancia y pasión.

De aquí, seguramente, saldrá la creación de la marca que monetizará ese talento. Recordar que si un cliente nos elige por ser un producto o servicio, nos distinguirá por ser “El Barato”, el precio más bajo. Pero si nos elige por la marca (logo, slogan, Isotopo, servicio, calidad, velocidad de gestión, imagen de marca, etc.), el cliente estará comprando una promesa de calidad y una garantía de satisfacción y esa marca nos hará únicos.

Ser emprendedor o apuntar a serlo requiere tener un compromiso constante con la educación e identificarse con la responsabilidad, la disciplina y las ganas de crecer y de proyectar un futuro mejor. La disciplina crea un estilo de vida.

Asimilar la información produce conocimientos y su aplicación produce sabiduría, pero sólo aplicando la sabiduría con una perseverancia llena de coraje se produce el tan anhelado éxito financiero.

La vida mejora solamente después de que vos mismo mejores como persona. Nuestro mundo exterior mejora solamente después de haber invertido innumerables horas en mejorarnos a nosotros mismos, es decir en nuestro mundo interior. En otras palabras, cuando cambiamos nuestro mundo interior (la vida), nuestro mundo exterior (la situación vital) mejorará en paralelo.

La vida no es un ensayo general, es nuestra presentación definitiva, no vale perder el tiempo haciendo cosas que no nos apasionen.

¡Hay que animarse y dar el Salto!

*Educación Financiera y Mentoría