Debido a la incertidumbre respecto de la profundidad de la caída que dejará la pandemia y la suficiencia del rebote proyectado, septiembre es un mes crítico en cuanto al rendimiento de los principales mercados del mundo. Ante este escenario, para aquellos inversores con aversión al riesgo, las empresas Blue Chip se posicionan como las más preparadas para afrontar la crisis.

Este tipo de empresas se caracterizan por ser sólidas y generar beneficios de manera estable, incluso en situaciones económicas adversas. Algunas de las más representativas son Walmart (BYMA: WMT; NYSE: WMT), The Coca-Cola Company (BYMA: KO; NYSE: KO), McDonald's (BYMA: MCD; NYSE: MCD) y Visa (BYMA: V; NYSE: V). El término Blue Chip viene del póker y refiere a las fichas azules que son las de mayor valor, en concordancia con la gran capitalización bursátil de estas empresas que se diferencian justamente por ser líderes en su segmento de mercado y gozar de buena reputación en la calidad de sus productos y servicios.

En el último tiempo ganaron relevancia por la elevada incertidumbre que está atravesando el mundo tanto a nivel económico como político, social y sanitario. Con la vuelta al confinamiento en muchas partes del mundo, varios países sufrieron una retracción en sus principales indicadores macroeconómicos. A esto se suman las tensiones geopolíticas entre China y Estados Unidos y la recta final a las elecciones presidenciales de este último país, donde se definen dos modelos políticos, económicos y sociales bien distintos como los que representan el actual mandatario, Donald Trump, y el candidato demócrata y ex vicepresidente, Joe Biden.

Dado este escenario, las Blue Chip son inversiones interesantes para ampliar el capital a largo plazo y bajar el riesgo del portafolio. Sus balances contables son sólidos, lo que las lleva a tener bajo riesgo financiero y alta calidad crediticia. Además, pocas veces requieren ampliación de capital y no dependen del acceso al crédito para poder funcionar y crecer. Con todo esto, sus acciones en el mercado tienen mucha liquidez, puesto que se venden fácilmente porque siempre hay personas dispuestas a comprarlas.

También poseen bajo nivel de volatilidad, por lo que no sufren grandes oscilaciones en el mercado. Esto quiere decir que suelen ser más resistentes ante una baja generalizada en las cotizaciones. Aunque sí es importante señalar que por esta cualidad de ser menos sensibles a los movimientos del mercado, también son más propensas a subir menos cuando el impulso es alcista. Por ejemplo, si tomamos dos empresas que forman parte del índice S&P 500 como Apple, que es del sector de las tecnológicas, y Walmart que es Blue Chip, vemos que cuando el índice subió en lo que va del año un 0,2%, la primera empresa creció un 45% frente al 14,4% de la segunda. Mientras que, si tenemos en cuenta lo que va de septiembre que tuvo una marcada tendencia bajista con el S&P 500 cayendo un 7,5%, vemos que Apple se desplomó un 17% frente a la baja de apenas el 2% de Walmart.

Un último atributo destacable es que estas compañías acostumbran a pagar dividendos periódicamente a sus inversores y que en algunos casos llegan a ser bastante elevados. Esto otorga mayor previsibilidad a los rendimientos de la inversión.

El inversor puede sumarlas al portafolio a través de los Certificados de Depósito argentinos (CEDEARs), que cotizan en pesos y en el mercado local. De hecho, si analizamos la performance de estos instrumentos en lo que va del año, notamos que los de Apple subieron más de un 200%, mientras que los de Walmart lo hicieron otro 138% y McDonald’s un 122%, todos impulsados fuertemente por la suba del dólar Contado con Liquidación (que es el tipo de cambio de referencia de estos instrumentos). Mientras tanto, en lo que va del mes estas dos empresas Blue Chip subieron entre un 15% y un 16%, un poco por debajo del CCL que subió un 18%, mientras que Apple cayó un 3,4% debido a la fuerte baja de la acción en el exterior.

Este comportamiento de los títulos coincide con lo que decíamos anteriormente de la volatilidad. Si bien cuando el mercado está alcista las Blue Chip suben con menor fuerza, en momentos de mucha incertidumbre como los que estamos atravesando tienden a sufrir menores variaciones. Por este motivo, son buenas empresas para diversificar las inversiones y bajar el riesgo del portafolio. Lo único que se necesita es tener una Cuenta Comitente, que en invertirOnline no tiene costo de apertura ni mantenimiento.

Con este tipo de instrumentos, el inversor no sólo podrá posicionarse en estas empresas sólidas frente a las crisis sino que también quedará cubierto frente a las variaciones del tipo de cambio, ya que el CEDEAR representa a la acción que cotiza dólares en el exterior. Por lo tanto, si hay movimientos en la moneda extranjera, el título en pesos debe ajustarse para mantener esta equivalencia.

*Analista de Research de invertirOnline