Argentina presentó ante Comisión de Valores de EEUU (SEC por sus siglas en inglés) la propuesta formal del gobierno argentino para renegociar la deuda. Argentina ofrece bonos denominados en dólares y euros con vencimientos entre 2030 y 2047, con tasas de interés crecientes de entre 0,5% y 4,875%.

Con esta propuesta, el ministerio de Economía busca darle sustentabilidad en el tiempo al repago de la deuda y eludir la litigiosidad en la corte de Nueva York. En el primer caso, será clave la forma en que se pagarán los intereses, que empezarán a devengarse en noviembre de 2022 y a pagarse en 2023. En el segundo caso, será central para analizar el rendimiento y la emisión los nuevos bonos con la emisión de los “viejos” Discount,  los cuales capitalizan intereses desde el 2010 al 2013, por esa razón la lámina no es de 100 sino de 138 dólares. 

En este sentido cabe recordar que los mercados festejaron el viernes una quita de capital tan baja: los títulos soberanos de mayor duración se dispararon y el bono a 100 años avanzó un 13,9% y el Bonar 2037, un 12%, el Bonar 2024 subió hasta 6,2%; el Bonar 2020 hasta un 7,8% y Discount bajo ley argentina hasta 8,6%. 

La propuesta también sigue los lineamientos del FMI, ya que  el fondo recomienda que las  necesidades financieras netas totales de Argentina se mantengan por debajo de 5% del PBI por año y las necesidades financieras en moneda extranjera queden abajo de 3% del PBI en el mismo lapso. Con esta propuesta, Argentina lograría un recorte de USD52.000 millones si se le agrega la deuda en moneda extranjera bajo legislacion local, “con lo cual entraría en el límite inferior de lo que solicitaba el FMI en su nota sobre la sostenibilidad de la deuda pública argentina (entre USD50.000 millones y USD55.000 millones, lejos del peor escenario donde se solicitaba un alivio de las obligaciones con acreedores privados de entre USD80.000 millones y USD 85.000 millones” de acuerdo a lo que señala el economista Emmanuel Álvarez Agis en un reciente informe de la consultora que dirige, PXQ.

Según la propuesta elevada a la SEC, que también será presentada ante las autoridades regulatorias de Europa continental y de Gran Bretaña, los plazos de los nuevos títulos se estructuran con cupones de interés escalonados y vencimientos hasta 2047: irán desde 2030 (los más cortos) hasta 2047.

La oferta implica una reducción en la carga de intereses de 62% (USD37.900 millones), un alivio en el stock de capital 5,4%, (USD3.600 millones) y un período de gracia por tres años, hasta 2023.

A partir de 2023 el Gobierno empezaría a abonar un cupón promedio -una tasa de interés- de 0,5%, mientras que el promedio rondaría finalmente el 2,33%. Los intereses empezarán a pagarse en 2022 en algunos de los nuevos títulos.

Los bonos que se canjearán serán los surgidos de las renegociaciones del 2005, 2010 y 2016, según la propuesta del Ministerio de Economía que conduce Martín Guzmán.

Se espera un decreto del Poder Ejecutivo para darle el andamiaje legal a la operación que, según pretende el Gobierno, demandará tres semanas de negociaciones con los acreedores.
 

Más notas de

Ernesto Hadida

Alberto apura tratado bilateral con China con apoyo de Lacalle Pou para esquivar a Bolsonaro

Alberto apura tratado con China para esquivar a Bolsonaro

El ala política sugiere a Guzmán postergar el ajuste hasta después de las elecciones

El FMI pide más recortes para achicar el déficit

Resetear al macrismo residual en el Estado para cuidar los datos: primero Anses, después UIF, ¿ahora Indec?

Resetear al macrismo residual en el Estado para cuidar los datos: primero Anses, después UIF, ¿ahora Indec?

La Justicia procesa, embarga y prohíbe la salida del país a Roberto Giordano

El peluquero tuvo varios pasos judiciales

La hidrovía Paraguay-Paraná, clave del caso Vicentin

La hidrovía Paraguay-Paraná, clave del caso Vicentin

Los nuevos mandarines y los viejos marines

Los nuevos mandarines y los viejos marines

Si el petróleo sigue así, todo precio es político

Si el petróleo sigue así, todo precio es político

La herencia de Cambiemos: buitres con inmunidad para la usura

La herencia de Cambiemos: buitres con inmunidad para la usura

El chancho duerme afuera y el dueño hace cuarentena

Alemania logró dar respuesta

La propuesta del Gobierno es un guiño al FMI y la justicia de Nueva York

La Argentina abre el paraguas e intenta eludir la litigiosidad en la corte de Nueva York