La atribución popular al General Perón de la frase "la única verdad es la realidad" será utilizada en reiteradas oportunidades luego de que se realice el Censo Nacional de Población, Hogares y Viviendas 2020. Mantendrá vigencia mientras se procesen los datos que la recolección del ejército de encuestadores realice a fines de octubre.

Cuando se calienten los motores de la elección de medio término de 2021, los resultados de ese procesamiento se incrustarán en la campaña legislativa. Los tibios títulos del Ministro de Trabajo volverán a las páginas centrales de los periódicos por la inercia de la lógica irreductible de la realidad. La determinación o mantenimiento de la edad jubilatoria ocupará mucho espacio.

Como todos sabemos, y ha sido nota de varios de los grandes multimedios de comunicación, la Ciudad Autónoma no crece poblacionalmente en los últimos 50 años y, en inverso correlato, el conurbano bonaerense ha explotado todas las variables, dejando al descubierto sus increíbles falencias de infraestructura. Además, quedará de manifiesto la inocultable disparidad en la representación electoral que le corresponde a la Provincia de Buenos Aires en la proporción de la composición de la cámara de diputados.

La estadística que arrojará este Censo tendrá los primeros datos sobre la incidencia de la conformación hogareña a partir de la Ley de Matrimonio Igualitario y las reformas de las relaciones parentales normadas a partir de la unificación de los Códigos. Información central para proyectar los esfuerzos previsionales y la inversión en salud que deberá sostener el Estado.

Como adelantamos la semana pasada, también se encontrará documentada oficialmente la tendencia a la longevidad poblacional, el menor desgranamiento de la pirámide etaria por efecto de la evolución de la tecnología en la salud , la desaceleración del crecimiento de la población general.

Se destacará , como efecto de la conjugación de todas estas variables con la permanente crisis económica, el crecimiento ostensible de la población de adultos mayores que por resultado de los distintos beneficios previsionales se encuentran fuera del mercado laboral, en un numero mucho mayor y mucho más duradero que el de sus antecesores.

La prolongación de la expectativa de vida y las condiciones de arribo de ese grupo creciente de "aposentados" a la categoría de "ancianos" que utilizó el constituyente, adelantan otro gran debate en un país en el que la emergencia eterna no debería impedir la posibilidad de analizar y recrear un nuevo pacto intergeneracional que propenda y garantice cumplir la orden constitucional reinstalada en la memoria colectiva por el ex presidente Raúl Alfonsin: promover el bienestar general y asegurar los beneficios de la libertad para nosotros y para nuestra posteridad.

Más notas de

Alberto Biglieri

Jet Lag

Jet Lag

Saber para prever, prever para proveer

La Sala de Situación del Ministerio de Salud donde monitorea el avance del Covid-19

Coronados de gloria vivamos

El sistema de salud público y solidario se pone a prueba

Baglini, siempre Baglini.Se acaba el jubileo. La previsión social en el banquillo

Baglini, siempre Baglini.Se acaba el jubileo. La previsión social en el banquillo

Las jubilaciones, pensiones y el Censo 2020

La hormiga y las cigarras: Crisis previsional y déficit constitucional

La hormiga y las cigarras: Crisis previsional  y déficit constitucional

La política, el Brexit y Twitter

La política, el Brexit y Twitter

Brasil a la OCDE, Trump al impeachment

Brasil a la OCDE, Trump al impeachment

Balance 2019; ideas para 2020

Hasta el año que viene

Sumergencia local, desintegración europea

Sumergencia local, desintegración europea